inicio
José María Vivas - 09/05/2016

Parece lo mismo pero no lo es, los primeros van a Madrid "cuando quieren", con la novillada que quieren y con los compañeros que quieren y los segundos van "cuando quieren los demás" y no precisamente los que están a su alrededor, más bien cuando quieren los que mandan en la plaza, en el reincidente sistema y en mil cosas más.

Pero lo bueno de todo esto, es que tantos unos como otros están supeditados a otros muchos detalles que no se pueden controlar, como pueden ser los novillos sin ir más lejos, porque cuando parece que lo tienes todo controlado y que has elegido el momento adecuado en tu carrera, precisamente al final de la misma como novillero y no al principio como tiene que hacer la mayoría del escalafón, cuando parece que nada puede estropear tu presentación/despedida en la plaza de toros de Madrid, va la novillada con la que vienes debajo del brazo y no embiste, al final el hombre propone, Dios dispone y viene el toro y lo descompone.

Y es que el toreo tiene estas cosas, cuando parece que todo está a favor, viene el toro y lo estropea y además tienes que cargar con la exigencia por parte del público, que tienes cuando se espera tanto de un torero y hoy se ha hecho patente por parte del aficionado madrileño que ha exigido a los 3 novilleros como lo que son, las máximas figuras del escalafón inferior.

Lo bueno es ver que 3 de los más destacados novilleros de las pasadas temporadas, tienen conceptos completamente distintos y eso transmite cierta esperanza por poder ver en el futuro cosas diferentes, mientras que Lorenzo tiene esa raíz clásica, pura y de valor seco castellano, Marín es más pinturero, resultón y con pinceladas de clase, y así el castellonense Varea atesora poderío y profundidad en sus trasteos y de esta forma ninguno es ni parecido al otro.

Para cerrar, simplemente decir que del exigente examen que tenían hoy los tres en Madrid, el único que salió indemne fue el toledano Álvaro Lorenzo, que realizó una faena con más contenido que eco en los tendidos, con mucho mérito ante un novillo con muchas teclas que tocar y que fue descubriendo a lo largo que avanzaba el tanteo, indistintamente fuera de valoraciones de si mereció la oreja o no, la verdad es que la vuelta al ruedo es de las de verdad y por cierto una vuelta al ruedo de las caras. Y después de la tarde de hoy, lo que queda evidente es que para ser figura, al menos de los novilleros, no hace falta pasar por Madrid….

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.