inicio
José María Vivas - 01/10/2016

Todo alquimista que se precie, siempre ha estado ligado a ese punto de locura que tiene el convertir todos los metales en oro, o la tan deseada búsqueda del elixir de la vida, bienes difíciles o imposibles de conseguir y que el hombre lleva toda la vida intentando descubrir y a día de hoy no se han conseguido, si bien en su búsqueda siempre hubo hombres que han marcado una época o un estilo.

En la actualidad la tauromaquia, en su contexto alquimista, no sería un metal que convertir en oro, más bien sería un metal oxidado, al que primero hay que limpiar y dar forma y luego con la providencia divina y el toque de alguna varita mágica agitada por un "loco", seamos capaces de convertir en oro, pero como todo en la vida lleva un orden. El sueño de convertir el metal en oro o conseguir el elixir de la vida, bases fundamentales del buen alquimista, en la tauromaquia se quedan a un lado, para al menos y de momento limpiar de óxido el metal estropeado en el que se está convirtiendo la tauromaquia.

Realmente y siempre desde un pensamiento personal y unilateral, he tenido muchos momentos a lo largo de mi trayectoria, en los que de forma directa y pública, tanto en editoriales, como en artículos de opinión, he solicitado, argumentado e incluso rogando, cambios importantes en una fiesta en decadencia, en una fiesta que tiene ciertos toques "prehistóricos" y que nadie ha querido o quiere cambiar y eso nos afecta muy negativamente y permite en ciertos casos puntualmente arcaicos, que los ataques antis tengan incluso cierto fundamento y eso es algo que no nos debemos permitir, porque lo que esté en nuestra mano debe ser modificado y adaptado a los tiempos que corren. También ha sido pública mi opinión sobre Simón Casas, actual adjudicatario de la plaza de toros de Madrid, en algunas ocasiones y en algunas plazas, en donde he considerado que a día de hoy y con la terna de "personalidades" que nos invade la tauromaquia, podría ser el único que pudiera traer aire fresco y adaptar la tauromaquia a la realidad de la sociedad y del momento que vivimos, por lo que ahora que ha sido nombrado empresario de la Plaza de Toros de Madrid, no me esconderé y diré que para mí puede ser el único que aporte algo distinto y nuevo a Madrid y a la Tauromaquia en general en la Meca del Toreo.

Siempre evidentemente desde la prudencia y el cuidado que suponen los cambios y mucho más en una plaza, tan clasista como importante, en donde cualquier cambio debe ser valorado más de una vez, antes de dar el paso definitivo, porque su repercusión tanto positiva como negativa no sólo afecta a Madrid, sino también el Universo Taurómaco que se sustenta en los cimientos de Madrid.

La urgencia del momento y la necesidad a partes iguales, me obligan a creer en el proyecto de Simón y en el chorro de aire fresco que puede aportar, pero mi condición de más de 30 años de aficionado y espectador de Madrid me lleva a estar expectante y vigilar el buen hacer de la empresa en nuestra plaza, pero a su vez me llevan a ilusionarme y creer.

Quiero desear a todo el equipo que comanda ese "alquimista cuerdo" toda la suerte del mundo y esperar su éxito en estos cuatro años y los que vengan, porque de su trabajo y triunfos dependemos "todos" y muy en especial a día de hoy, la Tauromaquia. Por cierto el equipo del alquimista, es otro de los motivos que ayudan a creer, porque rodearse de gente joven, valida y con ideas distintas, es sinónimo de querer y poder y gente como Nacho Lloret y Joserra Lozano, por lo menos para mí, tienen valores que forjan una sociedad y unos ideales.

Pero es cierto que es tiempo de empujar, de ayudar, de creer y de remar todos en la misma dirección, para entre todos y con Simón y su gente a la cabeza, reflotar la fiesta desde los cimientos

  Votar:  
Resultado: 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.