inicio
José María Vivas - 11/01/2016

En los tiempos que corren y con la gran variedad lingüística que nos rodea, existe un fenómeno que consiste en explicar un acto o acción, con la conjugación en su forma infinitiva del verbo hacer seguido de la acción que realizó en su día alguien y de esa forma se le añade al verbo el nombre de dicha persona para explicar su obra y posteriores parecidas.

El gran Sabina en su momento calificó una espantá en un concierto como "hacer un Pastora Soler", en clara referencia a lo realizado con anterioridad por su compañera y la verdad que no alabo el buen gusto del maestro Joaquín, ni tampoco comparto ciertas alteraciones lingüísticas producidas por los tiempos y los "avances" y modas, pero hoy para mi columna encontré en una de ellas la oportunidad de "bautizar" a uno de los momentos de la temporada pasada con "hacer un Ureña" o "hacer un Rafaelillo".

"Hacer un Ureña o un Rafaelillo": acción o faena torera desarrollada en la cara de un toro de encaste "minoritario" (horrible palabra, que no da fe de la grandeza de los mismos), preferiblemente en plaza de primera categoría y realizada con tanta pureza y tanta verdad, que provoca una gran emoción al que la realiza y embarga al público asistente, transmitiéndole la misma emoción sufrida por el torero al aficionado y envolviéndole en una aureola de difícil explicación, pero de difícil olvido.

P.D: a día de hoy por las circunstancias del toreo, del toro y de los toreros, cada día es más difícil de encontrar ese binomio y corremos el riesgo de que se pierda.

Evidentemente ni existe el termino, ni existe la explicación del mismo, ambos son producto de mi imaginación calenturienta de aficionado necesitado de sensaciones y de emociones ya perdidas en nuestra tauromaquia y que ha encontrado un oasis en el desierto de la temporada en algunos momentos que quedaran en la memoria de los grandes momentos y sin duda Rafaelillo y ese toro de Miura de nombre "Injuriado" y Paco Ureña y ese "Murciano" de Adolfo Martín ya tienen un hueco en mi vida taurina y espero y deseo que el fallo a espadas y por consiguiente la falta de orejas y triunfo rotundo, no priven a estos dos pedazos de toreros de torear y del sitio que se merecen y lo que es más importante, que no nos priven a los aficionados de verlos y sobre todo de sentirlos, tanto a ellos como a los grandes momentos que nos brinda la fiesta nacional y sus valores.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   3 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.