inicio
José Mª Vivas - 21/05/2017

Que verdad más grande de la vida, es decir, que no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes, y en el caso de Antonio Ferrera nos sucedió desde el primer momento cuando sufrió el percance que le ha tenido tantísimo tiempo apartado de los ruedos y a medida que pasaban los días y los meses más nos acordábamos de él y sobre todo en este mar de rutinas que se ha convertido la tauromaquia con más motivo, puesto que antes del percance Ferrera estaba interpretando la tauromaquia de otra forma, a su manera.

Cuando tuvo que parar en 2015 podíamos decir que como matador de toros y si me permiten el símil vinícola, Antonio Ferrera era un crianza que aportaba aroma y sabor a cada actuación suya. Y lo cierto es que durante todo este tiempo la barrica "obligatoria" en donde permaneció aguantado y luchando contra la lesión y sobre todo contra el hombre y el hecho de no poder torear, le ha servido al igual que a los vinos para pasar de crianza a gran reserva. En los vinos ese paso se da a través del tiempo de maduración en barrica y por consiguiente con más tiempo de ella más calidad y en el caso de Antonio Ferrera es lo que ha sucedido. Ha vivido en su barrica particular, ha sabido esperar y no desesperar que casi era lo más duro y al final del camino, el resultado no puede ser más satisfactorio.

Gracias Don Antonio por tener paciencia, por no decaer, por ser fiel a un estilo y a unas creencias y gracias a partir de ahora por aportar algo distinto, por indagar en los baúles de la tauromaquia, por ofrecer cada tarde momentos que se salen fuera de la tauromaquia plana que tenemos hoy en día, por esa forma de sacar al toro del caballo, porque el quite es una cosa y el quite artístico otra y eso lo está recuperando el extremeño... Por ese comienzo de faena en ese quinto de la tarde tan torero y especial y no tenga problema por las orejas, aunque bien es cierto que entre Sevilla y Madrid hay unas pocas que no han sido y deberían haberlo sido, porque al final aunque no sé si sirve de consuelo, las orejas del corazón del aficionado están ahí y sobre todo la sensación de que lo mejor está por venir, creo que eso es causa común entre usted y el aficionado.

Que ganas tengo de volver a paladear el sabor añejo de ese gran reserva en que se ha convertido Ferrera y disfrutar de la maduración del torero y del hombre, porque ir a la plaza a verle se ha convertido en aliciente en su vuelta. Gracias Don Antonio.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   4 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.