inicio
José Mª Vivas - 24/05/2017

No por habitual, o porque son muchas las ocasiones en la que lo vemos, me va a dejar de asombrar y de recibir mi más firme admiración, cuando un "hombre" o mejor dicho un torero, porque hombres somos todos pero ciertos detalles están al alcance de muy pocos, es capaz de aguantar en el ruedo con un muslo atravesado y terminar su labor sin ningún tipo de aspaviento ni gesto para la galería. Luego caso aparte merece Talavante, que hoy ni se ha mirado, ni ha cojeado para mendigar la oreja, simplemente se ha levantado y sin permitir la intervención de nadie, ni ningún tipo de torniquete, ha proseguido su faena en donde y como la había dejado, sin ninguna variación, es decir, toreando de verdad y con calidad, para matar al toro y dejar uno de los momentos más toreros y emotivos sin ningún lugar a dudas de la feria, cuando por su propio pie, con el capote y con la oreja en la mano ha cruzado el ruedo de nuevo sin florituras y teatralizaciones para ser operado de su cornada. Hay hombres y hombres, y hombres y toreros y Talavante es torero y además es el torero más en forma en todos los sentidos del escalafón, aportando tarde tras tarde relleno a una tauromaquia vacía de valores taurinos.

El resumen de la tarde aparte de esa oreja y ese momento dulce del extremeño, se puede resumir en los toros de Cuvillo, que simplemente por dejar todo claro, diría que ha sido una corrida con mucha clase, con toros muy destacados y que con toda seguridad en cualquier plaza del mundo que no hubiera sido Madrid, estaríamos hablando de 5 o 6 orejas sin problemas las cortadas a la corrida, pero el problema radica ahí, que Madrid no es cualquier plaza. Sin entrar en valoraciones de volumen, trapío, pitones, etc, que para eso están los veterinarios y los aficionados que hacen juicio de valor a diario, tengo que decir que el toro de hoy no ha valido para Madrid por fuerza, por brío, en definitiva por vida, allí había algo que no transmitía, había algo que no decía ni aportaba nada a un tendido desencantado y si perdemos esa esencia y esa emoción, lo perdemos todo. Dos faenas perfectas de Juan Bautista, dos de Talavante en una línea muy positiva y con gran perspectiva artística y allí señores solo se ha cortado una oreja, eso tiene una explicación y no es otra que a una buena corrida de toros de Cuvillo, le ha faltado la vida y la emoción.

  Votar:  
Resultado: 4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos   6 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.