inicio
José María Vivas - 03/06/2015

Que lástima de tarde perdida para el bien de la fiesta y que pena como ha terminado la tarde que se prometía feliz, pero alguien tendría que depurar responsabilidades y hacer una cura de humildad y al menos procurar que ciertos detalles no vuelvan a ocurrir en un día tan señalado como debe ser una corrida de beneficencia, festejo que años atrás presumía de ser el más importante de la temporada.

No empezó bien la tarde con la no presencia de Su Majestad El Rey de España, creo que hoy habría sido una ocasión pintiparada para recibir por parte de Don Felipe, una cura de nacionalismo y transformar en un escenario propicio, la bochornosa imagen de la pasada final de copa del rey. Aquí Majestad usted y toda su familia son respetados, bien recibidos, nadie pitaría el himno y sin tener mucho conocimiento de protocolo, incluso hubiera sido un día perfecto para que toda la familia hubiera arropado al nuevo rey y tanto el insigne aficionado y rey emérito Don Juan Carlos, como su hermana Doña Elena le podrían haber acompañado en lo que hubiera sido un grito a la libertad de expresión positiva y a la fiesta nacional.

Pero bueno, al final casi que me alegro de que sus obligaciones no le dejaran venir, puesto que si bien en la final de la copa del rey el recibimiento no fue el idóneo y el deseado, aquí los toros de Victoriano del Rio también le tenían preparado un recibimiento no tan ruidoso, pero si anodino y lamentable, con lo que el aburrimiento hubiera hecho mella en su persona y no queremos perderle tan pronto como el primer aficionado de España.

No entiendo las razones, pero hasta los detalles más pequeños en una tarde tan especial como debe ser la corrida de la beneficencia se han perdido y hoy ni siquiera se ha tenido el detalle de engalanar la plaza, ni utilizar banderillas de lujo, entre otros detalles no vitales, pero si bonitos e importantes para dignificar una fecha exclusiva en el calendario taurino.

Caso aparte merecen los toros, porque de verdad es inútil buscar culpables (no sé si le ha obligado la empresa o los toreros o Dios sabe) de que Victoriano del Río haya traído dos corridas a Madrid, cuando seguramente entre las dos hubiera podido medio sacar una al menos con hechura pareja.

Del juego de los toros no podemos saber nadie, pero es lamentable que en la corrida de hoy no haya habido ni armonía, ni orden, ni concierto y lo que si ha habido ha sido toros desiguales con hasta 170 kilos de diferencia, mansedumbre a raudales, toros destartalados (que por hechura no deben de embestir y no embistieron) y al final las dos tardes de Victoriano han sido el doble de nada, es decir, nada de nada.

Total, que según está la fiesta y el momento que estamos atravesando, hoy ni toros, ni adornos, ni banderillas, ni S.M. El Rey, ni el Rey emérito, toda una declaración de intenciones de que si nosotros no queremos poner de nuestra parte, al final nos quejaremos pero sin razón.

  Votar:  
Resultado: 3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos3,5 puntos   2 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.