inicio
José María Vivas - 18/05/2016

Que importante son los momentos en los toreros y mucho más si ese torero se abastece taurinamente hablando, de la condición personal e interna en su propia vida. Alejandro Talavante es un torero distinto tanto fuera como dentro de la plaza, cierto halo de misticismo se adivina en la fina figura del torero extremeño, sus aventuras fotográficas, sus cigarritos, sus entrevistas profundas taurinas y no, todo eso ayuda a crear alrededor del torero al hombre en todas sus vertientes. Pero lo que es cierto y ha quedado patente en la feria, es que el torero que es al que tenemos que juzgar cada tarde, está en un momento extraordinario, cada tarde que salta al ruedo lo hace de dulce y oro en todo lo relativo a la tauromaquia, se le ve feliz y sobre todo disfrutar, no se cansa de estar en la cara del toro, exprime al máximo las condiciones de sus oponentes, incluso como ha ocurrido en esta feria a toros que no tenían faena y que el propio torero se ha inventado a base de sobar y de tener fe en sus condiciones, porque eso es lo que tiene el torero, el convencimiento de que va a ser capaz y que el toro que tiene delante le va a servir a él y sólo a él. Frescura, alegría, ilusión, afición, participación en todos los quites que le corresponden, no dejarse nada sin hacer o al menos sin intentar y sobre todo "cansino en la productividad", consiguiendo sacar lo que nadie espera. Y es que así da gusto ver a Alejandro, es un placer verle feliz y verle torear como lo está haciendo, ojala sea el camino por el que discurra el torero durante la temporada y esperemos que muchas más.

Pero si Alejandro continúa o incluso aumentó su romance con Madrid, hay otro torero como Perera que va camino del divorcio, y la verdad que sin entrar a valorar si ahora el público de Madrid, o parte de ese público tiene o no razón, yo lo único que puedo valorar es que veo al mismo Miguel Ángel Perera, la misma forma de citar del torero, que cuando salió dos veces por la puerta grande hace sólo 2 años y antes no se le protestaba y ahora sí, pues la verdad que sin valorar si antes estaba bien o ahora mal o al revés, lo que si es cierto que su toreo es el mismo le pese a quien le pese.

Para rematar la tanda, desde hace unos días observo el callejón de la plaza de toros de Madrid, con mucho movimiento, seguramente demasiado trajín para la que debe ser la plaza más seria del mundo y sobre todo el callejón más riguroso, ahora demasiados fotógrafos y además demasiados fuera de su burladero, saliendo a fotografiar en momentos complicados, los burladeros del callejón llenos de gente con poco tacto y con poco conocimiento taurino e imagino que con mucho comercial y burocrático, pero el que les coloco allí debería advertirles que en los toros y sobre todo en el callejón, calladito y quietecito, porque hasta operarios de la plaza en la tarde de hoy estaban dando golpes en el callejón para llamar la atención del toro en la faena de Talavante, o incluso vestidos con la ropa oficial grabando con el móvil sacando la mano por encima de la barrera, que alguien ponga orden por favor que se nos va de las manos.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.