inicio
José María Vivas - 02/06/2016

Llegó la corrida del cansancio, porque no quedaba otra que un día cualquiera después del enorme maratón de toros que llevamos, la desidia se hiciera presente y nos atrapara a todos bajo su enorme manto y provocara que una corrida de Cuadri en Madrid se convierta en soporífera y no seamos capaces de ver lo poco bueno que en ella se desarrolla.

Después del éxtasis colectivo que supuso la tarde de ayer y sumándole que verdaderamente los toros de D. Fernando no han sido lo que se esperaba de ellos, la de hoy ha sido una tarde para olvidar y sobre todo ha sido una tarde en donde la frialdad de la corrida capto al público y me dio la sensación que no se llegó a valorar con justicia sendas actuaciones de dos toreros como Robleño y Pinar que estuvieron sobre todo por encima de su lote y en algunas ocasiones llegaron a pegar muletazos de cierta enjundia, cosa harto complicada en los tiempos que corren con este tipo de toros.

Hay días que se hace cuesta arriba la feria, pero realmente ya está a punto de doblar y lo que nos queda, aunque solo sea por distinto y por salirnos de la rutina no nos debe meter en la monotonía y mucho menos en el no reconocimiento de una obra bien estructurada, porque realmente no son faenas redondas, ni los mejores muletazos de la feria, pero si son toreros que se apuntan a lo que no quiere nadie y encima están por encima de su lote, ¿verdaderamente se les puede pedir más?, yo creo que no, por eso al menos para mí hoy tanto el madrileño como el albaceteño han estado dignos e importantes, al igual que Encabo que sin llegar a esos niveles y olvidando el final de su segundo toro con espada y descabello, ha tenido la sobriedad de salir indemne de su lote, que no es poco y que demuestra su veteranía y solvencia.

Para rematar mi última tanda de hoy y aunque pueda parecer un loco, lo que más me ha sorprendido de la tarde ha sido el jaleo y la ovación a Javier Ambel en la lidia del tercero,  que yo sepa estamos hablando de un banderillero, no de un matador y esa forma de torear sin llevar al toro y cortándole el trazo y nada menos que a uno de Cuadri, lo único que puede hacer es estropear al toro y ante todo por lo menos para mí y con todos mis respetos al banderillero, aquí el lucimiento en ciertos momentos de la lidia y en ciertos personajes del toreo, debe ir por detrás de la efectividad, porque si no hay efectividad no puede haber lucimiento final del torero, que al final es el que tiene que tenerlo. Por eso creo que con los capotes, los peones a bregar y bregar no es torear por delantales, eso es un quite y lo otro debe ser una lidia. Y estamos hablando de un gran banderillero, con muchísima afición, con un gran poder en tercio de banderillas y un extraordinario lidiador, pero que en el día de hoy a lo mejor por esa forma de jalear y por ser Madrid, se le olvidaron ciertos rangos.

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.