inicio
"El toreo seguirá siendo víctima del falso progresismo catalán. Porque, tras hacerse con un buen puñado de votos los partidos independentistas, Cataluña continuará abocada a vivir con la perspectiva perenne de anulación de libertad para presenciar espectáculos taurinos en su territorio"
Manuel Viera - 10/01/2018

El toreo seguirá siendo víctima del falso progresismo catalán. Porque, tras hacerse con un buen puñado de votos los partidos independentistas, Cataluña continuará abocada a vivir con la perspectiva perenne de anulación de libertad para presenciar espectáculos taurinos en su territorio. El secesionismo multiplicará lo absurdo hasta alcanzar el infinito de la perpetuada abolición. Políticos que seguirán entreteniendo la vacuidad de su existencia en ese otro ruin desafío por el solo hecho de ir contra todo lo español. Extraño y discordante mundo donde no existen reglas de juego. Gente que seguirán limitando la libertad de los demás rechazando leyes y pasándose por el forro de sus caprichos el fallo del Constitucional.     

Es difícil de retratar a esa parte de España, independentista y recelosa, colmada de risueñas irresponsabilidades. Pero lo que fastidia de verdad es la mentira que desmorona certezas. Esa otra democracia, incoherente y demagógica, utilizada sólo para exhibir diferencias. Una pujante pesadilla de lo ilógico. Aunque parece lógico asegurar que, a pesar de la grandilocuencia del discurso pomposo y desafiante que ha de venir del nuevo gobierno catalán, la otrora decisión del TC debe seguir siendo aporte trascendental para la Fiesta a la vez de persistir en acallar tanto alegato absurdo y viciado.

La invasión antisistema, la más cutre de las modernidades, acabará apuntillando los toros en Cataluña. Y no queda otra que, cuando gana lo absurdo, revelarse ante la estupidez que define el ineludible desorden de las ideas de tanto listo solemne. No dejarse llevar por estos provocadores, emocionalmente atormentados por lo español,  lacerantes de victimismo. Por quienes han acabado albergando un profundo rencor y un odio irracional a España y, por ende, al toreo. Penosa libertad de estos charlatanes del resentimiento. Posiblemente, el mayor peligro sea la resignación del taurinismo. Nada más triste que aceptar una realidad sin sentido.   

  Votar:  
Resultado: 4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos   10 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.