inicio
"Aceptar lo que hay es tan insustancial como el discurso triunfalista del productor, empeñado en reiterar la excelencia de un ciclo como paradigma de lo mejor"
Manuel Viera - 28/03/2018

Aceptar lo que hay es tan insustancial como el discurso triunfalista del productor, empeñado en reiterar la excelencia de un ciclo como paradigma de lo mejor. Además, enfáticamente manifestado por el que vuelve a imponer distancia entre la realidad y el deseo. Limitación y quimera en la aspiración a la revolución que, por segundo año consecutivo, sólo consigue aumentar la desconfianza. Quizá sea otra historia de innovación, pero parece que todo sigue igual en el largísimo ciclo de San Isidro 2018 en Las Ventas de Madrid.        

Así, no es de extrañar, que la ristra de treinta y cuatro tardes consecutivas de corridas, con no más de tres o cuatro carteles redondos, o rematados, no sea espejo perfecto para mirar el futuro. ¿Tal maratón de festejos, con ventana abierta a una extensa nómina de matadores de toros acogidos al fiel criterio del abaratamiento de una Feria que se avecina con menos llenos de los acostumbrados, es lo que de verdad interesa? ¿Dónde va Madrid? ¿El objetivo era esto? La anormalidad es la salsa de lo absurdo. Y no es normal anunciar treinta y cuatro espectáculos disfrazados con ropajes de feria, en simples carteles combinados con escasa imaginación y sin excesivo interés para el aficionado, con tal de rebajar lo oneroso. 

Plaza 1 ha vuelto a hacer una feria sin experimentos y descreyendo de la originalidad de unas combinaciones que no tiene más sentido que completar más de un mes de toros. Ni tan siquiera las apuestas de muy pocos, como la de los sevillanos El Cid y Pepe Moral, con corridas como las de Adolfo Martín o Miura, logran espantar esa impresión desalentadora de feria “barata”, en la que las figuras pasan de puntillas, con ganaderías a modo, y sin un mísero gesto que justifique su mando, pese a la milagrosamente comparecencia a última hora de Juli y Ventura con “manos a manos” de mediano interés. Lo demás se acompaña con el insistente desorden de toreros y toros sin que se llegue a atisbar la competencia entre los que están.

Después, los triunfos llegarán. O no llegarán. Dependerá también del toro, que pondrá limitaciones. No obstante, quedamos a la espera de esas tardes de éxitos exigiendo una sola condición: emoción.  

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.