inicio
Manuel Viera - 29/04/2015

Pudo ser para los puristas un festín de verdades sin guión previo. Porque ya hay que tener dignidad, aplomo y seguridad en sí mismo para hacer creíble lo hecho después de estar sin vestir el traje de luces casi una década. Y enfundárselo, nada mas y nada, menos, con la mítica ganadería familiar para hacer de la efemérides nueva historia tras setenta y cinco años consecutivos lidiando “miuras” en la Maestranza. Metido de lleno en ambas faenas, no hizo más que reforzar su valor y acrecentar su toreo. Y todo hecho y dicho con seriedad, apostura, saber estar y, sobre todo, en plenitud de facultades.

Primero, con un largo, zancudo y flojo toro que se le revolvía y se le colaba por donde menos lo esperaba. La sensación del eminente peligro se respiraba en los tendidos y gradas y, para colmo, el viento que soplaba a rachas hacía de la suyas. Tuvo que luchar a dos bandas con sitio envidiable y valor arrollador sin dejar de producir asombro en la gente. Se empleó con la derecha y le buscó las vueltas con la izquierda. A la postre, no hubo más emoción que la del peligro, que ya es emoción, porque la bestia no tenía ni un solo pase.

Sin embargo, las complicaciones de la casta la mostró el difícil, por orientado, cuarto, al que toreó muy entregado con el capote, y al que ese fenomenal torerazo, Javier Ambel, lidió a la perfección. La faena fue haciéndose interesante según transcurría. ¿El resultado? Un toreo claro y directo, sin vuelta de hoja, y con una gran carga de verdad. Acaso el trazo más específicamente emotivo fue el largo y contundentes de pecho. De todas formas, su hacer fue versión impecable plena de rigor y emotividad. Un trasteo de eminente riesgo, dicho y hecho con ambas manos, de enorme valentía y colmada actitud. Y como la espada fulminó con inmediatez, el premio del triunfo hizo honor a tan generoso gesto.

Lo importante de todo esto, Eduardo Dávila Miura, es que, sobrado, lograste superar el trance. Que tu sueño sevillano se hizo valor y toreo con el que supiste expresar emociones y rendir honores al mítico nombre que llevas en el apellido. Toreando. ¿Y cómo sí no?
 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   17 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.