inicio
Manuel Viera - 13/05/2015

Entre lo posible y lo imposible queda la duda. Historias que empiezan y se quedan sin final. Encantamientos que acaban cuando el inconfundible tono de un toreo exquisito, templado, calidamente trazado, a la vez que sensacionalmente rematado, dura un suspiro. Se queda a media cuando la bravura acomete y pide más. Más toreo. Más emoción que la que queda de la profundidad de no más de tres muletazos y el obligado de pecho. Y, ¿por qué no cuatro, o cinco, o seis? Quizá deba buscarse la respuesta en la tremenda dificultad de aguantar la bravura de la embestida. Un escollo difícil de superar pese a que el que está delante sea torero de exquisito gusto y de expresión clara y rotunda.

Y es que cuando el milagro de la bravura se hace no basta con solo dejar la muestra, sino toda la colección de arte de quien ha de poner en valor su toreo. La faena de Posada de Maravillas a un extraordinario novillo de Javier Molina, realizada el pasado domingo en la Maestranza de Sevilla, define lo dicho. Los emotivos e indiscutibles momentos de interés, producidos por una lidia sentida y elegante, quedaron en eso, en momentos. Una obra desigual que finalizó sin conseguir el imprescindible y singular triunfo grande. Aunque triunfo fue pasear un apéndice del bravo utrero, que para él fue gloria bendita y para muchos supo a poco.

Posada saldó su nuevo paso por la Maestranza con resultados notables, pero no excepcionales. Ni más ni menos que la excepcionalidad que mereció la noble y brava embestida de un novillo de lujo. Y más cuando quien lo hace tiene el don de la calidad. El talento que parece perdido en una improrrogable etapa de lidias mecánicas donde se amontonan los pases y falta el toreo. Porque cuando se duplican las ilusiones que continúan habilitando la esperanza de que un día será, y llega el día para hacerlo y decirlo, no tiene sentido crearlo en pequeñas dosis que sólo sacian a gente sin exigencias. Historia absurda de la pescadilla que se muerde la cola, una y otra vez, como si fuese un juego divagante y confuso. ¿Cómo es posible, entonces, llegar?

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   12 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.