inicio
Manuel Viera - 21/01/2015

¿En qué consiste exactamente la fusión? ¿Cuál es la originalidad del “invento”? Preguntas que uno se hace, sin que la respuesta llegue, tras las ilusionantes palabras de presentación de cada uno de los tres representantes de esta nueva sociedad de empresarios taurinos de México, Francia y España, denominada Fusión Internacional por la Tauromaquia (FIT). Un entramado monopolizador que se abre a diferentes campos de reflexión. Un conjunto de poderosas razones con la que justifican y dan sentido a una alianza cuyos resultados dejan a la imaginación de cada cual. Un golpe de efecto de quien nada en dinero. Un asunto, quizá sin final porque la realidad es infinita, que comienza lleno de interrogantes. Una nueva oportunidad para potenciar el monopolio que es con el que se sostiene el negocio taurino.

Así las cosas, el mexicano Alberto Bailleres, el francés Simón Casas y el español José Cutiño, sin caer en complacencias, ingenuidades ni engañifas, quieren poner las cosas en su sitio. Promocionar el espectáculo parece constituir un primer paso en la satisfacción de una estrategia que, con visión de futuro, aparenta aglutinar un proyecto de enorme dimensión económica. Un empeño que aspira no sólo a potenciar las corridas de toros, sino también a poner en valor la importancia de la fusión. Aunque lo fundamental ha de residir en los objetivos que, dentro una política integral de promoción de la Fiesta, sobre todo con las novilladas, cuyo impacto y potencialidad quedaron anulados hace más de una década, han de marcar el camino de esta historia que comienza con una temporada proyectada en decisivas e importantes plazas de toros de España, Francia y México.

Lo que no quita que este “invento” quede inconcluso o si será mejor, de lo que ahora parece, con el paso del tiempo. Aquí, ya se sabe, los intentos de unión siempre quedan inacabados aunque llenos de opiniones razonables. Problemas expuestos que se convierten en ficción de resultados incompletos. En puro artificio.

¿El deseo? Que este emporio no se desmorone de repente con mayor rapidez de la que nadie hubiese imaginado. Que su importancia, paralela a la que debe tener aquí esa otra anexión de todos los estamentos taurinos, esté llena de serios argumentos que la acredite. En cualquier caso, más allá de prejuicios o ideas preestablecidas, es la ocasión para revitalizar el toreo. Quizá también para purificarlo.  

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   26 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.