inicio
Manuel Viera - 13/01/2016

La Feria de Fallas del francés Simón Casas se prevé tan sencilla como ingeniosa. Los dos confirmados “mano a mano” han suscitado un enorme interés. Primero porque empujan al aficionado a ir a la plaza, pero también  porque lo verdaderamente atrayente no es la supuesta rivalidad entre dos, sino quienes la protagonizan. Figuras consagradas junto a la  vitalidad, ambición y frescura de la nueva generación llamada a ocupar la cima del toreo. Se agradece que un empresario, autodenominado productor, inicie con argumentos ese cambio generacional necesario y deseado. Ver a Julián López “El Juli” en leal competencia con López Simón, y a Alejandro Talavante con Roca Rey, es un placer que se podrán dar quienes gusten gozar de formas y conceptos diferentes con emociones aseguradas.

La intención de Simón Casas por engrandecer el primer e importante ciclo de corridas de toros de la temporada española en Valencia es digno de encomio. Y más  cuando los que intentan hacer de aquella ciudad un lugar antitaurino siguen al acecho. Quizá por ello lo único factible en el difícil camino hacia el futuro es que la emoción adquiera el protagonismo de la corrida de toros frente a los antisistemas que las quieren contaminar. Eso sí, sin dejar de mantener los ojos bien abiertos aunque sea mirando de reojo esa pila de basura que va acumulando ese maldito viento atacante y prohibitivo.

En un panorama en el que hasta el que no es antitaurino se esfuerza por aparentarlo, no queda otra que crecerse ante la adversidad y correr hacia adelante a toda leche dejando atrás a los que desconocen a conciencia lo que no les interesa. A los ajenos a la sensibilidad como a los incapaces de entender y resaltar los valores más profundos de la tauromaquia. Olvidar intereses particulares y dar paso al entusiasmo. Casas lo está haciendo en Valencia. Sevilla parece que pinta bien. Es la única forma que esta manifestación de arte y sensaciones que son las corridas de toros penetre en el corazón de quienes la sienten. Y es que el toreo no ha de adolecer de su intensidad emotiva, y en este ámbito del toro, como en otras artes, la emoción lo es todo.       

 

  Votar:  
Resultado: 4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos   14 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.