inicio
Manuel Viera - 16/03/2016

Habrá que recordar la fecha en el que el toreo, de forma masiva, se echó a la calle para deshacer  la madeja de la radicalidad y destejer los hilos que limitan la libertad. Para repudiar tanto ataque antitaurino, antisistema, antisocial, antidemocrático y dictatorial. La incontenible marcha reivindicativa que, con serenidad de ánimo y educada compostura, sin caer por la pendiente de la fácil provocación, formaron más de treinta mil almas por las calles de Valencia, ha de frenar esa veloz carrera de los que obsesionados ponen en peligro la legitimidad de las corridas de toros.

Caprichosos que desprecian las raíces de un pueblo obstinados por borrar las huellas de la Gran Cultura de España: Los Toros. Con los que se ceban sin remisión  de forma incomprensible y a contra reloj. Con petulancia, esta nueva izquierda radical y prohibitiva que mira la Fiesta con pomposidad dictatorial, lacras de carácter de estos antihéroes que coartan la voluntad, buscan eliminar los caminos del toro, la majestuosidad  del toreo, lo evidente de lo bello y categórico que colma el sentir  de los pueblos y ciudades de España. Desapasionados engreídos de su peculiaridad. Aburridos ególatras, descontentos con el mundo que les rodea, incapaces de revolverse contra él para eliminar con urgencia sus muchas miserias. 

Ni en broma van a terminar ustedes con esto. Serán intentos abortados por la ley de la razón. Pese a la sinrazón y el falseamiento de unos políticos sólo útiles para servir de coartada a los que ansían el poder. Ejemplo de la modernidad devastadora con única capacidad para prohibir.

De una forma u otra el 13M ha sido un triunfo. El triunfo de la lógica. Con el mérito añadido de no haber caído en la vulgaridad de lo pintoresco. Fue un disfrute. Un placer similar al que nos regalan en el ruedo de la plaza los mejores toreros que allí estuvieron. Ese toreo que transciende a todas las épocas y ha llegado hasta hoy para quedarse. Y gozarlo. Y ser visto y sentido. Hoy y mañana.

Todo un logro del taurinismo que siempre se describió como falto de unión. Ahora, que no todo quede limitado a la presencia masiva de miles de mujeres y hombres que no admiten se le coarte el derecho a ver y sentir el toreo. Hacerlo y decirlo delante del toro. Vivir momentos sublimes e íntimos mezclados con la emoción, la épica del valor y la esencia del arte de torear.

Frente a la dantesca galopada por la abolición el toreo se manifestó con el estruendo de un sólo grito: "¡libertad! ¡libertad!"       

 

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   25 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.