inicio
Manuel Viera - 11/05/2016

Ese, lo juro, no era él, por más que lo digan una gente apasionada. Todos los que no hemos perdido aún el juicio saben que aquel de la trágica quietud no es este mito de hoy, de valor incalculable y descomunal toreo, que hace soportable el miedo. Liberarse de sensación tan inmensa y olvidarse de la morbosidad de la cogida, la clave de la mitología tomasista, multiplicó la sensibilidad y elevó a categoría suprema una tarde de toros metida en emociones.

De cómo un torero puede ser un héroe por algo así como explicar su tauromaquia a un regimiento de partidarios, atreviéndose, sin embargo, a meter en la canasta del convencimiento al más purista de los allí presentes. Y no sólo quedó en héroe, sino que dispuso de la pureza y naturalidad de su concepto para transformarse también en mago del toreo. Símbolo de la tauromaquia actual, José Tomás, vuelve a lograr hacer de su toreo un hito allá donde va.

A Jerez, y a su entorno, le tocó el gordo de una lotería tan deseada como ansiada. No hay torero que genere tanta riqueza. Quedaron para la historia grandes maestros, pero muy pocos le han dado a una tarde de toros dimensiones tan universales. Que, por cierto, son directamente proporcionales a las cifras que genera su sola presencia.

La rapidez y el desahogo con los que algunos lo coronan contrastan con el apasionamiento desaforado con los que otros lo destronan. De todas formas, resulta innegable el poder de conmoción del toreo de José Tomás. Por la pureza desesperante e inacabable lentitud de un natural. Por la trascendencia y espiritualidad que representa su obra. Por la aparente naturalidad de su valor que aflora con toda la esencia de su toreo. Así hace pasional y poderosa la lidia con unas formas poco comunes en la tauromaquia actual.

No será el suceso del pasado sábado en Jerez  la única vez  que Tomás promueve estos encuentros con la gente, aparentemente imposibles, hasta colapsar la ciudad y todo su entorno. Y con lo que se muestra motivado y capaz  de sugerir, después en la plaza,  incontables secuencias emocionales. El próximo junio, en plena Feria de Hogueras, el madrileño volverá a paralizar, este vez, Alicante. Posiblemente por esto. Porque hay maneras absolutas de ver las cosas. En una época difícil para el toreo. Cuesta entender tan esporádicas comparencias y en plazas de menor calado. Por otra parte, si así no fuera, quizá, le resultaría arriesgado sobrevivir a la propia leyenda.  

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   11 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.