inicio
"A uno le gusta escribir de lo extraordinario de una nueva Feria de Abril. De lo bueno que propicia el contento. De lo atractivo de unos carteles que se quedan en la frontera de lo sobresaliente, quizá, porque los manidos compromisos siguen yendo por delante de los deseos"
Manuel Viera - 14/02/2018

A uno le gusta escribir de lo extraordinario de una nueva Feria de Abril. De lo bueno que propicia el contento. De lo atractivo de unos carteles que se quedan en la frontera de lo sobresaliente, quizá, porque los manidos compromisos siguen yendo por delante de los deseos. Y lo injusto hace sólo bueno lo notable. No obstante, con méritos y desméritos, se cuentan media docena de tardes atrayentes con el objetivo concluyente del “no hay billetes”. Con el anómalo proceder del caprichoso Morante que, tras dejar abril huérfano de su toreo eludiendo una feria que es la suya, copa las dos tardes de San Miguel, allá por el lejano septiembre, en otro intento de Pagés por repescar al abonado perdido.

Relevancia de unas combinaciones hechas para sacar adelante uno de los ciclos más singulares e importantes del panorama taurino internacional, a sabiendas que, pese a estar los que copan los primeros puestos en el ranking de toreros más valorados, la incógnita se mantiene en los que no están. En los que se ganaron el puesto abajo, en la plaza, y lo han perdido arriba, en el despacho, por esa cuestión injusta del “desacuerdo”. Más allá, o más acá, de dar o quitar razones a los “por qué” de no aparecer acartelados Ureña o Ventura, la realidad es que quienes han arrasado en la Maestranza, quienes han toreado con excelencia, quienes han logrado lo mejor que un torero a pie o a caballo puede hacer, triunfar a lo grande, sus ausencias se convierten en molesta contradicción. Satisfacer lo codiciado por el aficionado es justo y necesario. Porque, en realidad, lo deseado pasa a ser todo y, por inercia, lo irrazonable lleva al rechazo provocando el enfado.

Otra cosa es que el toro, tan repetitivo en su encaste, se preste a tan esperadas expectativas. Ese otro protagonista de la Fiesta marcará diferencias entre lo anhelado y lo real. Porque de nada vale la abundancia de una feria de primeras figuras si el que desempeña el principal papel en escena, imprescindible para hacer el toreo y provocar la emoción, se debilita y se para. Y es que por mucho Manzanares, Talavante,  Ferrera o Roca Rey, se deshace el tópico y la realidad  se presenta incómoda si sale de chiqueros un animal descastado e inválido. Es ésta la más preocupante interrogante de una Feria de Abril que invita a soñar. 

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   8 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.