inicio
Manuel Viera - 02/12/2015

De hecho es para muchos un paradigma. Un modelo de verdad en el ruedo. Un referente del valor. Su toreo transciende las circunstancias y va mucho más allá de la realidad inmediata de un triunfo. Sus grandes éxitos resumen la evolución de la tauromaquia de su tiempo y, a la vez, configura una de las trayectorias más sólidas, emotivas y creíbles en las últimas décadas. Sigue siendo el deseado, quizá, porque se ha movido en la órbita de lo sublime con un contenido que ha mostrado el referencial del toreo en los inicios del siglo XXI. Porque se ha dedicado, con cuerpo y alma, a dinamitar el juego entre la vida y la muerte dando una dimensión del valor muy próxima a lo trágico.

La fascinación que provoca la ha mantenido sin pérdida de interés aunque con diferentes interpretaciones tras el devenir de sus últimas temporadas. Envuelto siempre en un halo de misterio no se mueve, por cierto, en el terreno de la indiferencia pese a su huida constante del mercado de las vanidades. Hay quien decide convertirse en eremita del toreo y está en su derecho. No resulta especialmente accesible. Vive para él y su familia y ha hecho de la defensa de la intimidad una seña de identidad. Personaje esquivo, por definición, casi no existe para el periodista. Es su toreo y su obra las que hablan por sí solas. En todo caso, la importancia social del torero y su relevancia pública es un fenómeno relativamente entendible. Quizá por esto la Fiesta lo necesita y Sevilla tiene la necesidad de tocar el santo.

Es un hecho innegable la voluntad real de Morante en su apuesta por Sevilla. El genio de La Puebla quiere devolverle, a la que dice ser su plaza y su gente, lo que una triste desbandada le quitó. Una próxima Feria de Abril con tirón, que es lo que importa, y que con los deseados ingredientes se facilite la credibilidad de un abono venido a menos. E, incluso, quiere el cigarrero revitalizar la fecha del Corpus en la Maestranza, marginada en los últimos años, junto a José Tomás. Haciendo partícipe del ambicionado cartel al mito de Galapagar. Su mitificación se haría definitiva en Sevilla si su toreo de impacto vuelve a lucir en competencia con Morante después de 14 años sin pisar el albero sevillano. ¿Una utopía? No. Un sueño, quizá, posible.

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   20 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.