inicio
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Siempre es agradable compartir mesa con un compañero de la comunicación y más para conocerse personalmente. Nos citamos en un restaurante local y llega puntual a la cita cargado de etiquetas. Más visibles las externas vistiendo ropa informal de firma y más evidentes las internas expresándose fiel a su ideología, como auténtico y convencido representante de los que alguien ha bautizado como de la hoz y el martini. Que si hay que derribar el sistema, dice mientras disfruta el foie de pato a la plancha con cebollita caramelizada, pasando después a una defensa contra los privilegios de la casta y... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Ha comenzado un nuevo año dentro de una década marcada por el descenso en rafting de nuestra balsa por aguas que agitan desde todas las orillas con deseo de hundimiento y sin timón de guía que nos lleve a un remanso. Por tan repetido no deja de ser menos cierto, como tampoco lo es que desde la propia embarcación no se ha sabido reforzar la estabilidad y solamente se han intentado parchear las vías de agua. Malos parches que tapan fisuras y abren boquete que proyecta imagen mercantil hasta plantear dudas de si al defender la fiesta se defienden grandes intereses de otros o arraigados sentimien... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Con este verano se encuentra España como el lado negro de la tortilla al darle la vuelta en la sartén tras un descuido imperdonable por instante súbito de pensamiento absorto. Dale que dale al abanico en las pocas tertulias restantes de vecinos sentados en sillas plegables de jardín, componiendo un “Sálvame” espontáneo con ventilador manual y botella de gaseosa rellenada de agua recién salida de la nevera para refresco de garganta caliente por la charla, a imagen de la cabeza por los acontecimientos recientes, componiendo el retrato ... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Con cierto grado de imaginación se puede establecer paralelismo entre los últimos resultados electorales y el discurrir de la feria madrileña donde muestrario social y situación actual tienen fiel reflejo. En las urnas irrumpe con fuerza una nueva generación, guste o no, votada por los empachados del mismo menú azul y rojo durante lustros que desean aliviar su situación límite. En la plaza, la afición democrática de pañuelos blancos exhibe el voto con listón más bajo, guste o no, deseosa de subir al pede... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
De las tradiciones perdidas y profesiones en olvido quedan, aunque pocos, limpiabotas, artesanos de betún y bayeta que dan brillo al porte sevillano en los pies de nativos y forasteros, sufriendo la crisis por las deportivas y la modernidad electrónica automática en hoteles. En sus manos el son al vaivén del trapo, en su cabeza la memoria añeja y en su boca la gracia propia soltando información y chascarrillos oídos sin querer mientras sus manos estaban en labor y las orejas abiertas. Pero ahora también se lamenta con reproches por el cam... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
En reuniones de parejas a menudo surge el eterno debate sobre el control del mando televisivo como exponente máximo del control familiar manejando el ocio de al menos dos, pulsando entre fútbol, cine o basura, por ejemplo. Juego de trono que entre los más jóvenes, conocidos, alternan poder por días u horas, incluso por temas, intercambiando programas entre ambos en democracia doméstica. Otros, cercanos a bodas de plata o antes, con hábito asumido y experiencia sobrada, no comparten salón y optan por duplicar pantalla en habitaciones separ... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Principio de invierno, cálido por sorpresa, donde hombres de oro y plata sin América visitan sastres para nuevos encargos, los pudientes, o reparaciones de punto, no pudiente mayoría, con la mirada en campo y entrenamiento. Ganaderos en labores propias con tardes al calor de chimenea y recuerdos, más noches con sueños de temporada. Mientras, los de antaño con traje, corbata y taco en bolsillo del pantalón, ahora con casual vestimenta y talonario de pagarés en interior de chaqueta, intentan cerrar contratos de primeras ferias siguiendo el... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Un día de un año sin importancia de fecha estábamos en finca brava con mañana invernal de sol y restos de la helada, entre gente diversa de pasión o sentido. Entre ellos llama la atención un muchacho joven, tal vez quince años, rostro curtido con aires de campo, mirada perdida detrás del muro que cierra el ruedo de tienta, sin gesto aparente, ausente de consejos a gritos y vítores para quien se expresa en la plaza, sumergido en mundo propio. Su jersey de lana embolada, los pantalones con restos de barro y las botas tobilleras de lo... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Recuerdo que allá por la mitad de la anterior década había al lado de la urbanización un vecino sexagenario que paseaba su Dyane 6 del 78, restaurado en azul metalizado y asientos blancos, con todos los elementos originales, mantenido con el esfuerzo que mueve la ilusión y el cariño. Vivía en un piso del edificio cercano a los chalets adosados que cada mañana abrían las puertas del garaje para dejar salir a las bestias germanas multi tracción todo-terreno imprescindibles para demostrar el éxito del pelotazo aunque fue... [+]
OPINIÓN.- MARIANO ALIAGA
Lágrimas, muchas lágrimas quedaron patentes por la pérdida del maestro Manzanares. Una lágrima en cada ruedo que será difícil secar porque quedará húmeda la arena durante mucho tiempo, tanto como alcance la memoria y el recuerdo sentido de un torero que empapaba plazas con chorros de clase para después terminar su existencia en seco, cierre brusco del grifo de la vida, con mayor dolor por la traidora parca que no avisó. Seguro que ahora disfruta de burladero de callejón celestial reservado a personalidades, fumando un... [+]
 Página 1 de 4 
Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.