inicio
Mariano Aliaga - 30/05/2015

Con cierto grado de imaginación se puede establecer paralelismo entre los últimos resultados electorales y el discurrir de la feria madrileña donde muestrario social y situación actual tienen fiel reflejo.

En las urnas irrumpe con fuerza una nueva generación, guste o no, votada por los empachados del mismo menú azul y rojo durante lustros que desean aliviar su situación límite. En la plaza, la afición democrática de pañuelos blancos exhibe el voto con listón más bajo, guste o no, deseosa de subir al pedestal nuevas caras, recuperar olvidadas y empujar a los que acarician el borde del éxito para recorrer ferias hasta hoy jugadas a un solo palo de baraja.

La diferencia fundamental entre ambos casos es que aquellos ascienden con el as en la manga populista de Podemos vestidos de salvadores y estos se ganaron en combate desnudo sin dobleces su posición en las mesas de juego, demostrando que “pueden”. Para ello apostaron fuerte en Madrid y solo los que arrimaron la columna completa de fichas al centro del tapete consiguieron sacar rédito. El resto, acomodados o sin la conjunción cabeza-riñones se autoexpulsaron.

López Simón, Eugenio de Mora, Morenito de Aranda, Juan del Álamo, Jiménez Fortes, Joselito Adame, y algún otro nombre que ustedes deseen añadir según su criterio, deben estar y así se debe pedir, o mejor dicho, exigir a responsables para que no caigan en pecados de “la casta”. O a lo peor ya deben confesarse.

Los sota, caballo y rey no necesitan su paso por San Isidro para componer la temporada. Esos mismos que en sus inicios no llenaban plazas pero completaban carteles como igual se puede hacer ahora, sin excusas, para regenerar fibras enquistadas de un conjunto en el que nadie sobra pero aquellos faltan, configurando tríos con descartes y nuevas cartas ganadas en el ruedo, como respetaban empresarios de otros tiempos en los que cumplían con la definición de su profesión pero sin esconder la bolita de trilero. Los actuales, con capacidad sobrada y demostrada deben asumir la deuda contraída con una afición que responde a la llamada de timbre musical cuando las notas componen sinfonía.

No podemos olvidar que dependeremos de los triunfadores electorales con coleta que piensan ejecutar guillotina de recortes, aunque pongan otro nombre a la palabra odiada, en aquellos municipios donde el poder se lo permita, cortando cabezas de los más débiles, cantera de escuelas taurinas, sin devolver al pueblo lo que genera dividido por infinito.

Esos que nos quieren arrebatar el disfrute con Lenguadito y Jabatillo deberían hacer incorporar a Taurodelta en el formulario de selección de corridas de abono una casilla donde poder marcar a donde desea destinar el IVA de cada entrada con la opción taurina. Utopía, pero poder pueden.

  Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.