JUAN CARLOS MESA

Tontos y listos

Típicas de la festividad de San Isidro, las rosquillas del santo son de dos tipos, tontas y listas. Hoy las tuvimos en el inicio de la feria con el género cambiado
martes, 14 de mayo de 2019 23:28
martes, 14 de mayo de 2019 23:28

Y llegó el 14 de mayo, víspera de la festividad del santo que da nombre a la feria más importante del mundo, trayendo consigo la desgraciada noticia del accidente de Antonio Ferrera, precipitado desde un puente a las aguas del Guadiana. A falta de más datos, que se conocerán con el paso de los días o no, pedir desde estas líneas el máximo respeto a la figura del matador, a la persona y sus circunstancias, que desde luego no son de índole pública. No faltaron los descerebrados, los tontos, que se dedicaron en las redes sociales y en algún otro medio de comunicación a hacer cábalas de dudoso gusto moral sobre lo sucedido, así nos luce el pelo, en busca de un like o un clic, insensibles al dolor humano. Desearle a Ferrera una rápida recuperación y hacerle partícipe de todo el cariño de la afición taurina.

Y comenzó la feria con menos ruido del que llegó, dejó cositas la corrida de La Quinta a una terna de tres matadores alejados del ruido mediático pero con condiciones de sobra para salir disparados al estrellato. Especialmente un Rubén Pinar que está ante la temporada de su despegue hacia el estrellato y un Javier Cortés, habitual en los últimos tiempos en esta plaza y al que se espera como agua de mayo, nunca mejor dicho. Listos con creces los dos para dar la dimensión del toreo que llevan dentro, se ganaron los dos el derecho a seguir ilusionándonos con lo que pueden llegar a ser pero toca seguir esperando.

Con todo, el detallazo de la tarde lo dejó Juan Francisco Peña al picar al quinto de la tarde, abandonó el ruedo ovacionado.

 

5
1
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios