JUAN CARLOS MESA

Raro, raro

Empezó feote el festejo con el desaire del público a Miguel Ángel Perera, invitado a salir al ruedo por Ferrera en la cálida ovación que le brindó el público madrileño
jueves, 06 de junio de 2019 21:28
jueves, 06 de junio de 2019 21:28

Cartel grande de toros este vigesimocuarto de feria, noveno bombo, que emparejó a Antonio Ferrera con el hierro salmantino del Puerto de San Lorenzo, un clásico de Las Ventas. Un Ferrera que descendió de la apoteosis del pasado sábado y esas tres orejas y media cortadas a la corrida de Zalduendo, acompañado de la primera puerta grande de esta feria, Miguel Ángel Perera y de un renacido López Simón que va a más. 

Tarde esperada por un público que casi llenó lo tendidos y en la que hizo presencia el ya habitual viento que tuvo por momentos aspecto de vendaval y que limitó mucho el espectáculo, porque no hay peor enemigo para un matador de toros que verse sin mando sobre su apoyo frente al toro.

Empezó feote el festejo con el desaire del público a Miguel Ángel Perera, invitado a salir al ruedo por Ferrera en la cálida ovación que le brindó el público madrileño. Mostró la corrida poca entrega tanto en el capote como en los tercios posteriores, manseando cuarto y quinto, sin llegar a romper la lidia en ningún momento.

La sal y la pimienta la trajo consigo López Simón en el tercero. De esas lidias que se recordarán por raras, con un animal que fue la excepción, con ritmo, noble y que humillaba. Dejó el de Barajas, buen conocedor del hierro, buenas tandas por ambos pitones, una faena que iba a más... hasta que recurrió a las bernardinas, recurso que sobraba de largo pues el trabajo ya estaba hecho. Le volteó y apalizó el del Puerto de San Lorenzo, dejándole aturdido, a fe que volvió a rematar el adorno entre los olés del público que con cierto asombro vio como entraba dos veces a matar dejando caer la muleta en la misma cara del animal y lanzándose sobre los pitones en una especie de escorzo impropio de la profesión. Le costó tras varios pinchazos darle muerte. No tiene López Simón medida justa en ocasiones del peligro al que se expone, hoy al menos tiene la excusa del golpe recibido...

¿El detallazo? Tan raro fue todo que cinco de los seis toros no fueron brindados, tan solo lo hizo López Simón en el sexto.

3
3
0%
Satisfacción
20%
Esperanza
20%
Bronca
20%
Tristeza
20%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias