DESDE LA TAPIA

Ganadero con sombrero de ala ancha

viernes, 20 de septiembre de 2019 21:24
viernes, 20 de septiembre de 2019 21:24

Conocido es que la Comunidad Valenciana posee una de las normativas más exigentes y estrictas de ganado bravo de todo el país.

Ganaderos que a duras penas pueden dar continuidad a su trabajo cotidiano debido a la reiteración de los reconocimientos sanitarios (el doble que el resto de ganaderos), de las altas exigencias de los resultados calificativos y de los posibles resultados que restringen la entrada o salida de animales de la explotación en cuestión.

Mientras todo esto es sufrido por los ganaderos de la Comunidad Valenciana todo sirve para los señoritos de sombrero cordobés. Las comisiones de fiestas adquieren astados fuera de nuestras fronteras en fincas con calificativo negativo o incluso en explotaciones cerradas sin ningún tipo de problema para la exhibición de dichos astados. ¿Y esto que quiere decir? Pues que mientras los animales de nuestra comunidad están sometidos a unos registros sanitarios extremos los provenientes de fuera campan a sus anchas por nuestras tierras sin apenas control (sirva como ejemplo toros que este mismo fin de semana serán exhibidos en La Vilavella o Almanera con calificación T2B4 en sus fincas de origen) y es más, el escaso control la mayoría de veces es supuestamente ocultado por las autoridades que echan mano de las amistades pertinentes para que los animales contratados fuera de la ley puedan ser exhibidos sin problemas.

En tanto esto sucede, la Federación de Ganaderos de la Comunidad Valenciana se mantiene en un sospechoso y bochornoso silencio que nos hace agradecer el esfuerzo realizado a todas esas personas que, carentes de formación y conocimientos, trabajan día tras día para que el mundo del toro en la calle se vaya a la ‘’mierda’’.

 

20
2
0%
Satisfacción
12%
Esperanza
75%
Bronca
12%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias