MANUEL VIERA

Un escalafón de dudoso mañana

El finalizado ciclo de novilladas picadas de abono en la plaza de toros de Sevilla diagnosticó la inquietante situación de un escalafón menor de dudoso mañana
miércoles, 03 de julio de 2019 08:00
miércoles, 03 de julio de 2019 08:00

No más de dos obtuvieron el triunfo razonable, pero muy pocos, casi nadie, llamaron la atención. No han logrado mayor eco que el de estar anunciados en la Maestranza. De algún modo no les quedó otra que arriesgar su presente a modo de vislumbrar el futuro.

El finalizado ciclo de novilladas picadas de abono en la plaza de toros de Sevilla diagnosticó la inquietante situación de un escalafón menor de dudoso mañana. Es cierto que hay prisas por salir del infinito parón motivado por la escasez de estos festejos. Su alarmante desaparición de las plazas de pueblo hace tiempo que puso el dedo en la llaga a una situación bajo mínimos. Problemas y casuísticas que llevan a los que pueden torear, a la privilegiada, aunque difícil, apuesta de hacerlo en ruedo de primerísima categoría.

Y así llegan, marcados por la desesperación y la excesiva presión por resolver y ganar el reto. Con todo ello la objetividad de lo sucedido en Sevilla evidencia el resultado. Que casi nunca es el soñado. Triste consecuencia de cuatro orejas -dos de ellas las cortó un sólo novillero- para dieciocho participantes en los seis festejos celebrados. Y así se hace imposible vivir lejos de la realidad. La verdad es que muy poca gente se sintió seducida por los nuevos toreros, pese a disponer de algún que otro utrero con claras posibilidades de triunfo. Por los que han toreado, claro, porque los que no lo hicieron tienen menguado el horizonte para satisfacer expectativas por ese complicado laberinto de maniobras y cabildeos que lleva a pensar que la situación es compleja y más que preocupante.

Por otra parte, sigue faltando alguien, aunque se aleguen triunfos, que revolucione el panorama taurino en las novilladas con picadores. Alguien capaz de provocar la asistencia a la plaza. Poca creencia parece haber en los que están al comprobar el escaso público que acudió al coso sevillano. Urge que aparezcan en el colectivo algunos que hagan creíble el toreo y atisben esperanzas de innovarlo para así evitar tantas tardes vacías, imprecisas e inexactas. Sin duda, el presente es incierto. Y el futuro también.

29
1
0%
Satisfacción
55%
Esperanza
11%
Bronca
0%
Tristeza
22%
Incertidumbre
11%
Indiferencia

Otras Noticias