PACO DELGADO

Noventa años de Fallas

Es este ciclo una de las más importantes citas del calendario taurino español, especialmente desde hace más o menos medio siglo.
jueves, 14 de marzo de 2019 09:00
jueves, 14 de marzo de 2019 09:00

Inmersos ya en plena feria fallera, bueno es recordar -y así lo hace una exposición que se muestra en la propia plaza de toros de Valencia- que el serial valenciano cumple este año 90 años de vida. Nada menos.

Es este ciclo una de las más importantes citas del calendario taurino español, especialmente desde hace más o menos medio siglo. Sin embargo, tanto en el siglo XIX como en el primer cuarto del XX, los festejos taurinos celebrados en la plaza de Valencia en torno a la festividad de San José nada tuvieron que ver con las fallas. La fiesta fallera, por aquel tiempo, se limitaba a ciertos barrios de la capital, especialmente del centro histórico de la ciudad, sin que hubiera mayor repercusión social o festiva en la entonces periferia. La coincidencia de festejos taurinos con el entorno fallero se debía sin más a la festividad litúrgica del día de San José. No había otro motivo.

La primera vez que se celebró un festejo taurino en el día de San José fue en 1899, domingo por más señas. Y no es hasta 1905, cuando, otra vez en domingo, se vuelve a celebrar otro festejo que también en este caso fue una novillada. La primera corrida de toros coincidente con fecha tan señalada, se celebró en 1910, siendo ya festivo en la ciudad el día de San José. Rafael Gómez “El Gallo”, en los carteles apareció como “Gallito”, y José Claros “Pepete”, mano a mano, lidiaron toros de Concha y Sierra. Como sobresaliente se anunció otro de la saga de los “Gallos”, Fernando Gómez, denominado entonces como “Gallito chico” y segundo hermano de Rafael.

En 1929 aparece por primera vez el cartel que anuncia la celebración de “Tres Grandes Corridas de Toros con motivo de las Fiestas de San José”. No aparece la palabra fallas, pero queda claro que se trata de la primera feria taurina oficial con motivo de las Fallas. Se aprovechó el tirón de Vicente Barrera, la nueva figura del toreo valenciano, y su pareja por aquel entonces, el también valenciano Enrique Torres. Junto a ellos, Félix Rodríguez, otro valenciano aunque de adopción, hicieron doblete, mientras que Marcial Lalanda, Cayetano Ordóñez “Niño de la Palma” y Victoriano Roger “Valencia II”, completaron el elenco. En cuestión ganadera, se anunciaron toros de Concha y Sierra, Duque de Tovar y Marqués de Guadalest, más un sobrero de Félix Gómez que se lidió el día 19. No fue un abono brillante, sino todo lo contrario, hasta el punto de que no se cortó un solo trofeo, paseándose la primera oreja de este nuevo serial el 16 de marzo de 1930, correspondiendo tal honor al novillero José Amorós, que la cortó tras acabar con un utrero de Carmen de Federico.

Desde ese momento, y con el obligado y trágico parón durante la guerra civil, las corridas falleras fueron ganado en prestigio y aumentando en número. A partir de 1945 las Fallas volvieron a anunciar tres festejos mayores y ya para siempre no se volvería a reducir el número de espectáculos. En la década de los cincuenta las novilladas fueron los festejos predominantes en el ciclo fallero, siendo protagonistas en Aparicio y Litri, Juan Montero y Pedro Martínez “Pedrés”, Chicuelo II, Chamaco, El Turia, El Tino y Curro Romero y Paco Camino fueron los nombres que coparon los carteles. En los sesenta hubo un crecimiento cuantitativo de la feria, pasando a mitad de década a estar compuesta ya por cinco ó seis funciones. Fueron estos años de triunfos de una generación de extraordinarios toreros como Paco Camino, Diego Puerta, El Viti o El Cordobés, que salió a hombros en su presentación como matador en la feria, el 17 de marzo de 1964, dando el abono el siguiente estirón con la aparición de El Soro, cuya alternativa el 14 de marzo de 1982 tuvo carácter de grandísimo acontecimiento. Enrique Ponce, convertido en matador en esta feria en 1990, fue el impulsor definitivo de la misma y en la en la que ha intervenido en 58 corridas en las que ha obtenido un total de 62 orejas. Cifras de récord.

Desde que, en 1932, Marcial Lalanda diese la alternativa a Luis Gómez “El Estudiante”, hasta 34 doctorados hubo en Fallas, siendo ya 35 con el de Jesús Chover, a quien El Juli convierte en matador en la presente edición.

Con el nuevo siglo es ya la gran feria de Valencia en detrimento de la hasta entonces considerada como tal, la de julio, siendo su composición de doce o trece festejos y tenida como oráculo de lo que será la temporada española
 

12
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios