inicio
Paco Delgado - 27/10/2016

Por más que nos empeñemos en convencernos de lo contrario, sobre todo a nosotros mismos, está claro que hay algo que no funciona como toca en este país antes llamado España y al que ahora muchos de los que aspiran a gobernar en él tienen reparos serios en decir su nombre. Y no es ya por que llevemos casi un año sin gobierno porque quienes se supone que deben regir esta nave medio a al deriva no se ponen de acuerdo. Y no es por cuestión de ideología o programa, sino por ansia de poder, revanchismo, soberbia o jactancia personal.

Algo no funciona, además, cuando un grupo de personas, y no pequeño, se dedica día tras día a manifestarse junto a las plazas de toros, pidiendo la abolición de uno de nuestras más significativas señas de identidad e, además, amenazando e insultando a quienes ejercen su libertad de ir a ver el espectáculo que les apetezca.

Algo no funciona cuando nadie toma cartas en el asunto y se les permite llevar a cabo, día tras día, esas acciones cada vez más violentas e intimidatorias, cada vez más con más odio y cada día más provocadoras.

Algo no funciona cuando no se les impide hacerlo a las puertas de las plazas y en los momentos previos al inicio de un festejo. No pido que se les prohíba llevar a cabo esas acciones, tienen derecho, naturalmente, a manifestarse y pedir lo que consideren que atenta contra su sensibilidad o moral, pero sí que sería lógico que esas manifestaciones se hiciesen a la suficiente distancia de los aficionados para impedir que estos vean menoscabados sus derechos, tan sagrados como los de aquellos, o evitar que cualquier día haya un incidente grave.

Algo no funciona cuando no hay razones legales para prohibir los toros en Cataluña y cinco años después no se ha dicho ni una palabra al respecto por parte de quien corresponda (el Tribunal Constitucional). Algo no funciona cuando las redes sociales se llenan de escritos de enhorabuena por la muerte de un torero.

Algo no funciona cuando aparecen anormales que se quejan de que se consuele a la familia de una persona muerta en el ejercicio de su profesión y a ella no le de nadie el pésame por el fallecimiento de su mascota.

Algo no funciona cuando se organiza un festival para homenajear a un chiquillo con cáncer y cuesta Dios y ayuda encontrar una institución que se avenga a ser destinataria de los posibles beneficios de la función sólo porque no quieren que se les relacione con la tauromaquia.

Algo no funciona cuando en aquellas mismas redes sociales se desea la muerte de un niño de ocho años por el mero hecho de que le gusten los toros.

Algo no funciona cuando la titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Paterna, al cual la policía de la localidad valenciana remitió la demanda, ha archivado la causa por las mofas de la muerte del torero Víctor Barrio.

Algo no funciona cuando el Código Penal sirve sólo para hacer bulto en una estantería.

Algo no funciona cuando hay que recordar a un juez que el artículo el artículo 510 de dicho Código penal fue creado precisamente para perseguir a las personas que públicamente fomenten, promuevan o inciten al odio o la hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo de personas o sólo una de ellas por su pertenencia a dicho grupo.

Y algo no funciona cuando todo esto que cuento parece que no interesa a nadie de a quien habría de interesar.

  Votar:  
Resultado: 4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos4,9 puntos   7 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.