inicio
Paco Delgado - 04/08/2016

Dicen que todo está escrito y sigue un orden preestablecido que nadie puede saltar ni esquivar. A Joselito El Gallo, por ejemplo, le esperaba la muerte en Talavera en mayo de 1920, cuando aceptó aquel contrato para no volver a soportar las broncas del público de Madrid. Lo que el cielo tiene ordenado que suceda, no hay diligencia ni sabiduría humana que lo pueda prevenir. Cervantes, por mucho que se le quiera hacer de menos, sabía bien de lo que hablaba. Y es que, como escribió La Fontaine, a menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo.

Bien se nos ha metido en la mollera desde pequeños que los caminos del Señor son inescrutables. Tras haberse retirado de los ruedos en 1927, Ignacio Sánchez Mejías reapareció en 1934, y el 11 de agosto de aquel año sustituyó a Domingo Ortega en la corrida celebrada en Manzanares. Al recibir de muleta a su primero -Granadino, de Demetrio y Ricardo Ayala- fue cogido y herido mortalmente. Y quién pensaba en la fatalidad cuando la mañana del 28 de agosto de1947, en los corrales de la plaza de Linares, los apoderados de Gitanillo de Triana y Manolete accedieron a cambiar los lotes que les habían correspondido a sus poderdantes en el sorteo, por lo que, por la tarde, Manolete se encontró así con Islero en su segundo turno y en lo que sería su última faena.

Muchos, muchísimos son los ejemplos que se pueden contar en el mundo de los toros a este respecto. El destino ha querido que muchas veces lo dispuesto por los hombres no se cumpla y toros reseñados para una plaza han sido lidiados en otra. Civilón, el famoso toro de Juan Cobaleda, estaba destinado para una novillada que iba a celebrarse en Valencia. Pero en una de sus frecuentes y encarnizadas peleas con los demás novillos resultó lastimado y con una herida en el cuello de la que tardó dos largos meses en sanar. Durante este tiempo le curaron los gañanes. La hija del ganadero, Carmelina Cobaleda, una niña de siete años, acompañaba con frecuencia a los vaqueros en esta tarea y acabó teniendo a este astado como un animal de compañía, manso y pacífico como un perrillo. Fue anunciado para la corrida celebrada en Barcelona el 28 de junio de 1936 y en la que actuaron Chicuelo, El Estudiante y Rafaelillo. Salió en quinto lugar y, conocedor el público de su historia y tras el primer puyazo, se le perdonó la vida. Algo que no hicieron los milicianos que, meses más tarde y ya en pleno fragor de la guerra civil, se lo comieron. Mandador, de Isaías y Tulio Vázquez, el célebre toro de la badana, lidiado por José Luis Palomar en Las Ventas el 4 de junio de 1983, en la Feria de San Isidro, protagonizando una espectacular pelea en varas, había estado como sobrero en Jaén. O aquel toro de Zalduendo, marcado con el número 91, corrido en Sevilla, en la feria de San Miguel, el 26 de septiembre de 2010, que levantó una gran polémica para aclarar cómo era posible que un toro despitorrado y rechazado en Bilbao se lidiase un mes después en Sevilla.

O el toro Pocarropa, de Núñez del Cuvillo, que fue rechazado en Málaga para la corrida del Domingo de Resurrección y con el que triunfó, un mes más tarde, El Juli en Jerez de la Frontera, en la Feria del Caballo de 2012, firmando una faena extraordinaria premiada con las dos orejas y rabo de un excelente astado al que se le dio la vuelta al ruedo y para el que se pidió el indulto. Y, por no hacer largo el capítulo, el ultimo ejemplo, Fusilero, el sobrero de Luis Algarra lidiado en la última feria de julio de Valencia y que tras haber estado en los corrales de Vitoria y Toledo, entró como sobrero en la corrida de Cuadri que cerraba el serial valenciano. Y la suerte quiso que se echase para atrás al toro titular, y saliese él, para fortuna de Román, que le sacó una faena extraordinaria y le cortó dos orejas que le deben valer para remontar su carrera.

Claro que, en este caso, el destino también tenía previsto que el valenciano era torero capaz y solvente y que le iba a sacar un gran partido.

  Votar:  
Resultado: 4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos4,1 puntos   7 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.