inicio
Paco Delgado - 25/02/2016

Pero ya, sin perder tiempo. Día que pasa es día perdido. Simón Casas tiene que salir en la tele. En todas, pero, a ser posible, sería importantísimo que lo hiciera en aquellas cadenas que son especialmente beligerantes y declaradamente hostiles a la tauromaquia.

Cuando los ataques con esta manifestación de nuestra cultura - acreditada a través de los siglos y de innumerables testimonios de grandes nombres representativos de todas las artes y disciplinas del saber humano- se suceden con desesperante alevosía y total impunidad; cuando desde los medios de comunicación -en los que apenas hay contenido taurino ni, menos aún, difusión o promoción de sus valores- sólo se habla del tema a la hora de desgracias; cuando buena parte de la población comienza a sentirse incómoda si se le relaciona con la cosa taurina -cuesta, por ejemplo, Dios y ayuda encontrar publicidad para nada que tenga que ver con toros; en buena parte también, todo hay que decirlo, por mezquindad y miserabilidad de empresarios y anunciantes, que ven en estos ataques una excusa estupenda para no soltar ni un euro-; cuando la Administración sólo pone trabas y busca la bolsa; cuando los nuevos partidos y los radicales de siempre arrecian en su cruzada revanchista llevándose por delante todo lo que, según ellos, huela a derechona... es cuando se impone tomar medidas y arbitrar una defensa que contrarreste aquellas iniciativas.

Hace poco se ha constituido la Fundación Toro de Lidia -bienvenida sea, como todo lo que sirva para echar una mano-, entre cuyos objetivos está, además de procurar un sostén jurídico y legal capaz y solvente, devolver la visibilidad a este espectáculo a nivel mediático. Pues bien, ahí es donde, pienso, hay que hacer más fuerza: 

en el tema publicitario. Hay que negociar con las grandes empresas periodísticas y con las cadenas de televisión para alcanzar un acuerdo mediante el cuál -y, claro, con pasta por medio- los toros sean parte de sus contenidos sin ningún tipo de problema. Que se les tenga como lo que son: el segundo espectáculo en cuanto a número de espectadores y algo consustancial a lo español y a los españoles y digno, por tanto, de figurar en sus respectivas programaciones y en sus páginas de manera habitual y no sólamente cuando haya grandes ferias.

Y en el tema televisivo, de manera urgente e inmediata, habría que conseguir que Simón Casas pudiese participar, de forma si no habitual sí al menos con cierta frecuencia, en debates, coloquios y tertulias en los que pudiese dar voz a los aficionados, argumentos a favor y rebatir las muchas falacias que se propagan en torno a este asunto y, al tiempo, contrarrestar las muchas opiniones en contra que se vierten en estos espacios, la mayor parte de las veces por boca de indocumentados, analfabetos y, como dicen por esta tierra, gentola que no sabe de la misa la media.

Y es que Casas, precisamente, es todo lo contrario. Sabe perfectamente de lo que habla -lo ha vivido desde pequeño y es su vida-, ha experimentado en sus carnes la dureza del toreo -tras debutar con picadores en Las Ventas volvió a Nimes haciendo dedo y al acabar la corrida de su alternativa se dio cuenta de que no estaba llamado a ser gente en el toro y decidió retirarse y emprender un nuevo camino: lo que demuestra genio y cabeza-, se expresa con elocuencia, claridad, rotundidad, pasión y conocimiento. Es culto, muy leído y posee una vehemencia que conquista. Armas más que suficientes para convencer al más renuente de sus contrarios, como demostró no hace mucho en Madrid, en un acto al que asistían varios de los más conspicuos aficionados de Madrid y que terminaron... 

aplaudiéndole, entusiasmados y puestos en pie.

Tiene gracia y está tocado por un don. Ahora se le ha metido en la cabeza concertar una cita con Pablo Iglesias, en cuyo programa figura el suprimir la tauromaquia en cualquiera de sus manifestaciones. Y como consiga hablar con él, seguro que ese punto desaparece de su guión.

Repito, hay que llevar a Casas a la tele y mejor antes que después.

 

  Votar:  
Resultado: 4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos   32 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.