inicio
Paco Delgado - 25/09/2014

La gravísima, y al parecer interminable, crisis que padecemos -ojo, no sólo económica: el verdadero problema es de orden moral y ahí está el origen y solución de todos nuestros problemas- sigue dando situaciones terribles, curiosas e increíbles.

Una de las últimas, ya bastante comentada, es la intervención del nuevo máximo responsable del PSOE -del que algunos analistas políticos dicen que hace tiempo que le sobran siglas: ¿a qué Obreros representa? ¿es Español? y hasta ¿es, en realidad, socialista?- arremetiendo contra los toros en un programa de telebasura. PSOE. ¿Podemos Sumar Otra Estupidez?

Una vez más, el ansia de votos, ha podido con la sensatez y ha llevado a cometer un nuevo error y, desde luego, una nueva estupidez.

Pedro Sánchez -nombre de buen subalterno más que de primer espada-, que pretende dar una imagen cercana, amable, amistosa, se ha dejado llevar -no se sabe si de motu propio o asesorado por asesores que deberían ser despedidos inmediatamente si todavía no lo han sido- por la tentación de la audiencia y del salir en la tele y ha hecho un flaco favor no sólo a su partido sino a su país, el nuestro, que da, otra vez, una imagen patética al demostrar que nuestros dirigentes siguen dando palos de ciego y no conocer ni el percal ni a su gente.

Porque el que alguien que aspira a gobernar España salga en la tele a decir que está en contra de los toros -que lo puede estar, y es muy respetable, tanto como el decir que a uno le gusten- no sólo es demagogia barata sino una palpable demostración de su desconocimiento de nuestra cultura, tradición, costumbres, pasado y gustos, por no hacer la lista interminable. A él puede no gustarle el espectáculo taurino, pero no por ello debe imponer sus gustos personales a millones de conciudadanos y compatriotas. ¿Eso es lo que podemos esperar de su hipotético gobierno? ¿el ordeno y mando? ¿el aquí se hace mi santa voluntad y el paso por encima de todos que para eso soy yo el jefe? Que haya que recordarle cifras, estadísticas, tablas, números, balances, fechas, datos, trascendencia y calado de este espectáculo deberían anularle automáticamente como aspirante a dirigir nuestro país.

Poco parece haber aprendido de lo sucedido a su partido en los últimos años, sumido en una gravísima crisis de identidad que le ha llevado a ser rebasado por derecha e izquierda y puesto en una situación muy difícil como para ir ahora poniéndose a más gente en contra. Puede que el ejemplo de Pablo Iglesias -al que algún gran accionista de medios de comunicación puso a su disposición cientos de horas de exhibición y promoción por aquello de poner una vela a Dios y otra al diablo- haya influido en esta metedura de pata y se haya querido dar un remojón de populismo en busca, ya se ha dicho, de votos fáciles y de ir rebañando una popularidad que no tiene y que pretende a la desesperada.

Porque, y esto es también grave, sus declaraciones no han tenido como marco o vehículo un programa de debate más o menos serio, un telediario, un Informe Semanal o algo por el estilo. No. Las ha hecho, ya lo saben, en un programa que en cualquier país con una mediana buena salud mental debería estar prohibido, no por el contenido de las miserias, bajezas y vergüenzas que en él se exhiben - que también-, sino por que a nadie le importase lo más mínimo y se tuviese claro que la televisión es un medio ideal para la educación y formación de las personas. El entretenimiento es otra cosa, no hacer alarde de cuernos, adicciones, vicios, canalladas, vilezas y sinvergonzonerías.

Pero, no nos engañemos, estamos en la España que nos ha tocado vivir, la España que entre todos seguimos corrompiendo y descomponiendo un poco más cada día y que, a este paso, como ya augurara hace años otro preboste socialista -asimismo de infausto recuerdo- no la va a reconocer ni la madre que la parió.

Que a estas alturas y a todo esto no sabemos ya muy bien quién es. 

  Votar:  
Resultado: 4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos   29 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.