inicio
Paco March - 13/03/2017

Hay quien va por la vida con el gesto amostazado y convencido de que la verdad es su verdad. Otros, sin embargo, buscan motivos para la alegría, no ya como antídoto ante la cochambre moral e intelectual  que nos invade,  sino porque sin ella, sin salir a su encuentro y, llegado el caso, gozarla, la existencia se convierte en una rutina costosa de sobrellevar.

Entre los  (aficionados) taurinos se supone que una de sus alegrías es, precisamente, el toreo, verlo, disfrutarlo, emocionarse, sufrir con él. Ocurre que hay quien no contempla ninguna de esas opciones y se regocija en buscarle miserias, hurgar en ellas y presentarse ante el mundo como garante de purezas. Cierto es que el taurinismo , quienes forman parte del "stablishment", les da razones sobradas para ello pero visto lo visto deduzco que aunque  así no sucediera ellos ya se las arreglarían..

Cuentan, además, con el valioso refuerzo y la gran coartada de críticos y opinadores siempre dispuestos a la denuncia, venga o no al caso,  y a rasgarse vestiduras de garantes de unas esencias que sólo ellos defienden porque sólo ellos- dicen-son independientes y tiene arrestos para hacerlo. Y hacen bien, claro.

Uno, que vive y sufre  como puede -junto a miles- su exilio taurino catalán (olvidados de la mano de dios, los hombres y los taurinos) lo intenta paliar con viajes por ferias y plazas, sin poder evitar la sensación de desarraigo y apuntado en las filas de la segunda de las opciones antes señaladas: buscador de la alegría.

Y así, de no ser porque las circunstancias- y la economía- mandan, la cita con Illescas el pasado sábado tenía todos los requisitos para el viaje.

No estuve, pero he oído - de los que allí estuvieron y me fio de cómo me lo cuentan- , visto y leído.

Entre los que estuvieron y me cuentan,  Fernando Bergamín, hijo  de José. Escritor, articulista,  albacea y difusor  de la obra de su padre, Fernando Bergamín, que permanece fiel a su abono en Las Ventas en los altos de sol y sombra, me explicaba horas después, ronca la voz y desatada el alma, tal o cual muletazo o recorte de Pepe Luis , su "naturalidad angélica".  De Morante el prodigio del capote y el jondo desgarro de su toreo. De Manzanares , incluso, que tal vez fuera la mejor faena que le ha visto. También, claro, que los toros fueron los de una plaza de la categoría administrativa de Illescas y que en el público se mezclaban- como deber ser, digo yo-  aficionados fetén con los no tanto. Estos, los no tanto - me cuenta Fernando Bergamín- no aceptaron que Morante se doblara con el marrajo quinto y tirara por la calle de en medio. Pues vale.

Y también se dividió la plaza cuando José María Manzanares se negó a culminar su obra con una estocada -se supone- de las suyas y puso al usía en el brete de que sonaran los tres avisos o el indulto. Fue indulto y...

Un pañuelo naranja que ha servido para enjugar lágrimas de desespero de aquellos que lo ven como un ultraje al sacrosanto Reglamento y una afrenta al toro bravo, pues el indultado tuvo la osadía de buscar las tablas al final de la larga faena y ¡oh cielos! soltar una coz. 

No queda ahí la cosa, sino que el notario habitual que , a la que puede, levanta acta de  defunción de la Fiesta en el diario del que es jefe de la sección taurina, clama al cielo pues ha descubierto que en las plazas de tercera hay más partidarios de la fiesta que de su  Fiesta. Y, junto a él. otros muchos, henchidos en su arrogante papel de depositarios de las esencias.

Allá ellos, quién sabe si así también encuentran la alegría y el goce - los caminos del Señor son inescrutables- pero sólo les pediría que dejen al resto de personal vivir la Fiesta en paz. La verdades absolutas, en la vida como en el toreo, no existen.

Por eso, volviendo a Fernando Bergamín, recojo el final de su introducción a la Obra Taurina  de José Bergamín." Pido al lector que la entendiera con las palabras de Steiner sobre la vida: Hay un gozo intelectual concentrado e instantáneo.. ¿No es eso acaso el toreo?".

 

 

 

  Votar:  
Resultado: 4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos4,2 puntos   10 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.