inicio
Paco March - 20/02/2017

Hoy en El País, su crítico taurino Antonio Lorca ( con quien tanto discrepo ) busca culpables más allá de Balañá en el no a dar corridas de toros en la Monumental. Y creo, acierta en muchas de sus consideraciones y no tanto en otras.

Por partes y yendo al final de su texto: como presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña (FETC) comparto su juicio de que nos ha abandonado el toreo.

Esperaba el paso de los días para pronunciarme sobre ese abandono, aún con la esperanza de que no fuera tal, pero no. Y como Lorca se me ha anticipado sólo me queda insistir en ello.

Cuando a la FETC se le ocurrió festejar el fallo del TC y, al tiempo, alentar a seguir en una lucha aún por ganar, ya se vio la respuesta: unos pocos profesionales dieron su apoyo a título personal y así lo mostraron a los aficionados, que esos sí nunca fallan. El resto…a sus asuntos.

Pasaron las semanas, los meses, los silencios. Silencio de Balañá y silencio del taurinismo. Prudencia fue la excusa y ahí también tragamos.

Y cuando Balañá abrió la boca para decir no,  ellos siguieron callados. A veces ocurre, como es el caso, que los silencios delatan.

No se pide, no pedimos, otra cosa que una señal solidaria. Un ahí estamos. Un ahí estaremos si se tercia. Pero ni mú.

La Fundación del Toro de Lidia, tan encomiablemente activa, se llama andana y con ella toreros, ganaderos, empresarios…Tampoco dice nada, qué cosas, la Real Federación Taurina de España (ni falta que hace, por cierto).  No queremos una palmadita en la espalda,. pero ni siquiera eso ha llegado. Solos y abandonados, como bien escribe Lorca.

Pero hay también cosas en su artículo con las que no coincido.

Es cierto que el Constitucional no ordena la apertura de la Monumental pero sí faculta a quien tiene la llave (Balañá) para que lo haga. O, al menos, lo intente.

Tampoco es de recibo escribir que la Monumental estaba "avejentada por el tiempo y la desidia empresarial y cansada y disminuida la afición". La plaza estaba y sigue estando impecable en sus instalaciones (otra cosa es el Museo) y en cuanto a la afición, demostrado está que pese al hostigamiento externo y el ninguneo interno, sigue viva y respondiendo cuando la ocasión lo reclama. Antes de la prohibición, llenándola en los carteles que le interesaban (exactamente lo mismo que ocurre en todas las plazas) y después con su asistencia a cuantos actos taurinos tienen lugar en Cataluña, desde Girona a Tarragona y con Barcelona en el centro. Los Congresos de UTYAC ( este año suspendido por la imposibilidad de encontrar un local dispuesto a acogerlo, que así están las cosas por aquí); las conferencias y presentaciones en la sede de la FETC o en la Casa de Madrid; actividades rompedoras como un acto con Esplá en El Molino; actividad constante de las peñas; Curso de Aficionados Prácticos (ya van por el quinto); la Escuela Taurina (con José Tomás como benefactor)…

Lo de celebrar una manifestación en Barcelona…ni antes ni mucho menos ahora parece herramienta efectiva. Basta vivir aquí para verle muchos más contras que pros.

Y cuando Lorca insiste en lo de "si en Cataluña palpitara una afición pujante" que podría variar la actitud de Balañá y "el Parlament no hubiera aceptado iniciativa alguna contra la tauromaquia", yerra: la afición catalana es tanto o más pujante (y tan minoritaria) como otras que no se ponen en duda y al Parlament se la trae al pairo que seamos muchos, pocos o menos. Simplemente, no forma parte del paisaje, de su paisaje.

En efecto, Balañá, dueño de la plaza y de sus miedos, no es el único culpable. Pero síel responsable de no haberlo intentado. Aunque sólo fuera por no traicionar su propia historia y aquello a lo que le debe la misma.

En lo otro, el silencio de los taurinos, Lorca lo clava.

  Votar:  
Resultado: 4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos4,4 puntos   13 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.