inicio
Paco March - 20/04/2015

Circunstancias personales me impidieron acudir a la cita en Amposta. Testigos directos y la información de los medios (incluidos los más beligerantes a la contra) destacan tanto el éxito de convocatoria como el mensaje: Catalunya es taurina. Y lo es en las distintas formas de la Tauromaquia, incluidas las corridas.

Amposta, capital de la comarca del Montsiá (Tarragona) , como otras localidades vecinas (Alcanar, Sant Carles de la Rápita, Ulldecona...) y del resto de la zona del Delta del Ebro y limítrofes, tiene en el toro una de sus señas de identidad. El toro es allí el bou y, con él y en torno a él se organizan las fiestas: "sin toro no hay fiesta".

Por el agua (el trasvase del Ebro) salieron a la calle hace años, "lo riu es vida" clamaban y por el bou lo han vuelto a hacer. "Respeto y libertad. A la Fiesta, a la tradición y a la cultura dels Bous" era la pancarta y, tras ella, entidades convocantes (Agrupación de Peñas y Comisiones taurinas de las Comarcas del Ebro), políticos locales (menudos son cuando de votos se trata) y, a miles, aficionados no sólo de allí sino llegados de Valencia y Aragón. También, ojo, de Barcelona.

Cuando el Parlament prohibió las corridas salvó los correbous, en un ejercicio de cinismo que les retrata. Ya sin toros en la plaza (La Monumental), quedaba el toro en la calle, además blindado por aquello de la tradición ( como si las corridas, en Catalunya, no tuvieran siete siglos a cuestas), aunque en estos años distintos embates de los animalistas(sic) hayan encendido las alarmas. Por eso lo de Amposta.

De siempre, el recelo, los desencuentros, la incomprensión, han marcado la relación de los aficionados a la corrida y quienes lo son al toro en la calle. Y de eso, el poder político sacado tajada. Hora es ya de revertirlo y Amposta debe ser el inicio.

Unos y otros deberían entender que, más allá de rechazos o afinidades, en las que el mayor peso viene , precisamente, de la tradición y el lugar (no es lo mismo la ciudad que el pueblo o el campo) la lucha es común, de ahí la relevancia y trascendencia de lo que pasó ayer.

Porque en Amposta estuvo también Barcelona, es decir, la corrida de toros(prohibida).

¿Se puede acaso gritar libertad, cultura, tradición y obviar la prohibición del toreo en su forma reglamentada ?.

No es casual que en la inmensa mayoría de las informaciones, desde el titular al texto, se ignore la importante representación de los aficionados de Barcelona, esos a los que se niega su libertad, cultura y tradición. Lo que en el Ebro es una amenaza, en Barcelona (dicho sea por su simbolismo y la Monumental cerrada) es un hecho.

Allí, codo a codo, con los mismos gritos, ilusiones, rabia y temores, estaba la Federación de Entidades Taurinas de Catalunya, también la UTYAC, profesionales y aficionados o abonados y areneros (sí, areneros) de esa Monumental que ha cumplido un siglo y un año en silencio.

El silencio fue grito en Amposta. Clamor y advertencia. Candidatos a alcalde (las elecciones están ahí) de partidos declarados antitaurinos (el de Amposta, de ERC en coalición con ICV) , representantes políticos, vieron y oyeron a la gente, otra cosa es que la sepan escuchar pero la Catalunya taurina se movilizó, desde la unidad y esa será su fuerza.

Porque "somos muchos más de los que algunos quieren y dicen".

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   20 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.