inicio
Paco March - 28/03/2017

                       
“Y antes que un tal poeta/ mi deseo primero hubiera sido/ ser un buen banderillero” (Manuel Machado).

 

Un descuido, el viento tal vez, el torero al descubierto, el toro que lo levanta cual goyesco pelele, la caída brutal, el golpe seco. Las cuadrillas al quite, revuelo de capotes, angustia en la arena y en el tendido, segundos eternos.

 Y la foto: un cuadro, un paso de  Semana Santa, una figura escultórica, alegoría y documento a la vez, expresión de solidaridad. Allí están, los banderilleros, hombres de plata les llaman. Don Máximo lo ha dicho, salvaron la vida a Pablo Aguado.     

Rafael Alberti se vistió de naranja y azabache (el vestido que Ignacio Sánchez Mejías llevó cada tarde de su luto por Joselito) para hacer el paseíllo en la plaza de Pontevedra, en la cuadrilla de quien años más tarde García Lorca escribió: “Tardará mucho en nacer/ si es que nace/ un andaluz tan claro/ tan rico de aventura”. De aquella osadía, el poeta del Puerta de Santa María explicó en sus memorias: “¡Oh!, cuando el primer cornúpeta, tremendo y deslumbrado, se arrancó pasando entre las tablas y mi pecho, comprendí la astronómica distancia que mediaba entre un hombre sentado ante un soneto y otro de pie y a cuerpo limpio bajo el sol, delante de ese mar, ciego rayo sin límite, que es un toro recién salido del chiquero…menos mal que pude pasar desapercibido, dentro del callejón, toda la corrida. A la salida de la plaza me corté la coleta, quiero decir que di por terminada mi carrera taurina. Tan sólo había durado tres horas”.

A menudo, en las plazas de toros, el público (muchos aficionados, también) se toma a chufla ciertos lances de la lidia en los que los banderilleros (jamás escribiré subalternos) quedan desairados, en un par de banderillas fallido, una pasada en falso, una carrera a por el olivo, una puntilla que levanta al toro…También ¡qué cosas!, si la figura no acompaña, poco pelo, hechuras amplias. 
Por eso, justo unos días después de acabar una Feria de Fallas que fue tributo a un banderillero de excepción, Manolo Montoliu, bajo el slogan “Pura plata de ley”, lo ocurrido en Las Ventas el pasado domingo y esa foto ejemplar viene a poner justicia poética donde tantas veces hay desdén.

  Votar:  
Resultado: 4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos   14 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.