inicio
Paco March - 11/09/2014

En Catalunya somos tan chulos que celebramos las derrotas. Y así nos va.

La que más, la de aquel 11 de septiembre de 1714, ya saben (o deberían, tal y como están las cosas) con el defensor Rafael de Casanova y el atacante (perdón por el lenguaje futbolero pero todo se pega) Felipe V resuelto, unos cuantos muertos de uno y otro equipo mediante, a favor del rey Borbón.

Y justo mañana se cumplen tres siglos, trescientos años y ¡ara es l'hora! (¡ahora es la hora!) no sólo para conmemorarlos por todo lo alto sino también ¡ay! para la Independencia, resultado último del derecho a decidir y de una consulta que si el TC y/o la guardia civil no lo impide se hará el 9 de noviembre: ¿Quién le escribía versos/ dime quién era/quién le mandaba flores por primavera/y quién cada 9 de noviembre/ como siempre sin tarjeta/ le mandaba un ramito de violetas?.

En Catalunya hace no trescientos sino setecientos años que hay toros, pero desde hace tres sólo en forma de correbous pues las corridas (de momento, de toros, pero todo se andará) están prohibidas. Por aquello del maltrato animal, dicen mintiendo.

Son muchos los trabajos, tratados, documentos, artículos, libros que recogen la Historia taurina de Catalunya, esa que los historiadores oficiales del "régimen" ocultan, manipulan y desprecian. Esos historiadores capaces de levantar un Mausoleo en El Born, un "valle de los caidos" con senyera a lo Plaza Colón de Madrid.

Sin duda, el libro "Bous, Toros y Braus. Una Tauromaquia catalana" (Ed.El Médol 1996), obra del arquitecto y crítico taurino catalán Antoni González , resulta una aportación decisiva no sólo para conocer la historia taurina de Catalunya sino también el lenguaje, pues se introduce un vocabulario en el que las voces taurinas del castellano tienen su correspondiente traducción al catalán. Una aportación que, por cierto, aún está a la espera del mínimo reconocimiento por quien fuera menester. Vaya desde aquí el mío.

Y en ese libro (también en otros, claro) se lee que la primera corrida de toros en Barcelona de la que se tiene noticia data de 1387, organizada por el Rey Joan I, hombre gentil y cultivado, y para la ocasión se contrató a un matador "forastero".

En 1554, en el Born (vaya hombre, donde el Mausoleo de ahora, "roda el món i torna al born") también tuvo lugar una festejo taurino, como en 1560 con motivo del matrimonio de Felipe II e Isabel de Valois.

Cuando en 1601 nació la hija de Felipe III también hubo toros, como en 1629 con motivo del nacimiento del hijo de Felipe IV. Vamos, que en bodas, bautizos y comuniones de la realeza los toros no podían faltar. Y en Barcelona.

Cuarenta años después de los trescientos que ahora se conmemoran, hubo corridas con toreros profesionales en Barcelona entre 1754 y 1785, en que se prohibieron. Y en 1802, otra vez con un real saro por medio, festejos taurinos por la visita de Carlos IV y la boda de su hijo, el que sería Fernando VII.

Pero no sólo era Barcelona y por los motivos antedichos la que veía, toros. También en Girona, en Reus, en Olot... En ésta , en 1748, se programó lo que por primera vez se llamó corrida para celebrar la finalización de las obras de renovación de la Iglesia de Ntra. Sra. del Turra, iniciadas doce años antes.

Lo que vino después, desde finales del siglo XIX hasta nuestros días (bueno, hasta hace tres años) se lo ahorro al lector por ser (o debiera ser) más conocido (por el que lo quiera conocer, que también puede leer "Catalunya Taurina" de Raúl Felices (Ed. Bellaterra, 2010).

Son los años, las décadas y, también el siglo, XX, en los que la Tauromaquia en Catalunya no sólo se consolida sino que llevan a su capital, Barcelona, a ser capital del toreo, con sus tres plazas. Son los tiempos en los que las principales figuras de cada momento rivalizan en el ruedo de El Torín, primero, luego Las Arenas y después, ahora ha hecho 100 años, La Monumental.

Catalunya, sus plazas y, también, sus toreros. Del más antiguo del que se tiene noticia , el ilerdense Juan Fernández "El Catalán" (1795- 1829) que no llegó a tomar la alternativa, al actual Serafín Marín, pasando, entre muchos (incluidos picadores y banderilleros) por Pere Aixelá "Peroy" ( Torredembarra, 1824) quien fu el primero en doctorarse; el picador Josep Bayard "Badila ( Torotosa , 1858), de gran prestigio y reformador del vestido de los picadores; Josep Boixader "El Niño de la Brocha" (Vic , 1908); Gil Tovar (Barcelona, 1906); el polifacético y genial Mario Cabré (Barcelona, 1915): Juanito Tarré (Sarrià, 1923); Agustín García "Agustinillo" (Sant Boi, 1929); Joaquín Bernadó (Santa Coloma Gramanet , 1936), cuyos duelos con Antonio Borrero "Chamaco", mediados los cincuenta del anterior siglo, llenaron tarde tras tarde Arenas y Monumental y dividieron a la ciudad entre partidarios de uno y otro; Paco Corpas (Barcelona, 1935) ; José Mª Clavel (Barcelona, 1937; Luis Barceló (Barcelona, 1940); Manolo Martín (Espulgues, 1960) y su hermano Ángel Lería; Manolo Porcel (El Prat, 1966); César Pérez (Barcelona); Raúl Felices , Raúl Cuadrado, J.Carlos Lima, Enrique y Antonio Guillén, Eugenio Perucha, Antonio Casado, Omar Guerra...y el mencionado Serafín Marín, convertido en santo y seña de la resistencia.

Sin olvidar a Juan Serrano (Sabadell, 1971), Finito de Córdoba en los carteles. Y tampoco, para bien y para mal, a la Casa Balañá.

Esa Catalunya taurina es historia y presente, aunque algunos se empeñan en que sea pasado. Una Catalunya taurina que, a la vez, mira al futuro y tuerce el gesto.

"Cuando la fiesta nacional,/yo me quedo en la cama igual", versionaba Paco Ibáñez a Georges Brassens, para seguir cantando: "Yo no pienso pues hacer ningún daño/ queriendo vivir fuera del rebaño".

Allá cada cual, la libertad es eso ¿no? Y en aras de esa libertad, la Diada la pasaré no en la cama (aunque no estaría mal, la verdad) sino viendo la corrida televisada de la Feria de Albacete. Y, en la intimidad, me marcaré una butifarra.

No es como para hacer una V victoriosa como la que llenará las calles de Barcelona pero algo es algo. Y, de momento, no me lo han prohibido. Tampoco el médico. 

  Votar:  
Resultado: 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos   1 Voto

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.