inicio
Paco March - 05/03/2015

En septiembre de 2010 se celebró en Sevilla y su Maestranza un Congreso taurino bajo el epígrafe "Fundamentos y renovación de la Fiesta", recientemente recogidas todas las ponencias en una hermosa edición a cargo de la Real Maestranza , que de vez en cuando hace algo bueno, ya ven . En él (celebrado apenas un par de meses después de que el Parlament prohibiera las corridas de toros en Catalunya) intervinieron reconocidos especialistas de distintas ramas del saber con el vínculo común de su afición taurina.

Uno de ellos, el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla ( y actor ocasional en "El Brau Blau"-una gran película de toros- y "La vida sublime") , Víctor Vázquez concluía así su intervención titulada "¿Qué prohibimos cuando prohibimos los toros a alguien?" : Es importante recordar que, si bien debemos aceptar que en una democracia las mayorías parlamentarias pueden limitar ciertas facetas del comportamiento humano, este no puede impedirnos ver y denunciar cuándo las mayorías parlamentarias se han manchado las manos con la libertad de los demás.

Apelar a las mayorías se ha convertido en salvoconducto para todo y allá penas con derechos pisoteados. Las mayorías, como el share en televisión, lo pueden todo y si por el camino dejan cadáveres se llaman andana.
Y entre esas mayorías, la contraria a los toros sigue sumando victorias ( y víctimas). Ayer mismo, en el Parlament.

En las últimas semanas se aireó el rumor de un posible entendimiento entre CiU y PSC por el que ambos votarían a favor de una enmienda presentada por los socialistas por las que se modificaría la Ley de Protección de los Animales ( la de la prohibición) en el sentido de permitir las tientas en las ganaderías catalanas, suspendidas desde hace un par de años). Esa ganaderías, pocas y radicadas mayoritariamente en las Tierras del Ebro, surten(surtían) de toros para los festejos populares y , como actividad complementaria y generadora de ingresos extras e imprescindible para sobrevivir, abrían las labores de tienta a grupos de turistas, que se completaban con otras actividades. Eso, queda dicho.se acabó y ahora parecía abrirse una rendija pero...

Desde que se supo de esa posible enmienda, los grupos antitaurinos y sus acólitos políticos se movilizaron como suelen ( los nuestros no, también como suelen) y sus apariciones televisivas en los medios catalanes adictos al sistema (todos, o sea) se multiplicaron, con Anselmi exhibiendo palmito y el PACMA presentando un comunicado en el Parlament.

Llegada la hora de votar en el Pleno que debía aprobar los Presupuestos y presentada en la Ley de Acompañamiento, la enmienda fue rechazada con CiU sumando sus votos a ERC e ICV (83), quedándose PSC, PP y C`S votando a favor (48). De nuevo, el filibusterismo convergente, el mismo que traicionó lo que habían mantenido hasta casi el último día cuando la votación de julio de 2010, sumando contra la tauromaquia y, lo que es peor, contra la economía del territorio, ese país al que tanto dice amar y por el que les cae una lagrimita cuando pasan la frontera andorrana, por ejemplo.

Ahora ya saben definitivamente las ganaderías de Mur ( en Alfara de Carles) ; Rogeli Albalat , en la misma localidad; Pere Fumadó "El Charnego" en Deltebre o Andrés Moreno en Camprodón, a lo que se aboca su futuro, lo que ya es su presente.

Por eso , ahora es también la hora de aunar voluntades desde el convencimiento de que son todas las formas de la tauromaquia ( la reglada y las populares) las que están en su objetivo final: la abolición, como no oculta el programa(sic) de Podemos, sin ir más lejos.

En los últimos días la manifestación de Castellón y el Congreso de Albacete han reclamado la atención y bien está. Pero no basta. Y, por cierto, tampoco ayuda el penoso espectáculo de las riñas internas ad nauseam, esa espiral de descalificaciones del taurinismo incapaz de mirar más allá de un interés que nace y muere en su propio ombligo y que convierte cualquier negociación, cualquier anuncio de carteles, en un rifirrafe insoportable. Por no hablar del oscurantismo (que, paradójicamente, cada día está más claro) de inconfesables servidumbres empresariales que premian , castigan o ignoran atendiendo a todo memos a la verdad en el ruedo.

El Parlament sigue su cruzada antitaurina y el Tribunal Constitucional guarda silencio. Como el Ebro ahora desbocado al pasar por El Pilar
 

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   17 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.