inicio
Paco March - 09/04/2015

Se va a armar. Cualquier día, ante una plaza de toros, y entonces vendrán los lamentos y - mal y tarde, como siempre- las decisiones.

Según informa el medio digital Sevilla Taurina, el próximo 18 de abril una manifestación antitaurina llegará hasta la mismísima Puerta del Príncipe (por fuera, claro) a la misma hora en que miles de personas, abono o entrada en mano, se disponen a ver una corrida de toros, precisamente la que mayor expectación ha suscitado en una Feria a la que parece haber mirado un tuerto.

Dice Sevilla Taurina que profesionales y aficionados se han reunido con la subdelegada del Gobierno en Sevilla para explicarle lo razonable y conveniente de desviar la manifestación por otros lugares de la ciudad , evitando así la posibilidad de incidentes pero que nanay. Es decir que una de las autoridades ( o la autoridad ) que deben velar por la seguridad de los ciudadanos (también de los antis, mirusté )no sólo claudica de su responsabilidad sino que azuza lo contrario. Aquello del pirómano metido a bombero, pero a lo grande.

Cabe aclarar que la tal señora, Felisa Panadero se llama, está ahí, en su cargo, por su condición de militante del Partido Popular. Sí, ese partido que tanto ¿vela? por la Fiesta, para ellos sí Nacional.

El mismo partido que aprueba una Ley de Seguridad Ciudadana que reprime o coarta derechos constitucionales (entre ellos, el de manifestación), una "ley mordaza" contra libertades esenciales, se contradice a sí mismo en sus ansias represoras y deja a los violentos (que lo son y pruebas hay de ello, la más reciente la de la señora de Valencia con la cabeza abierta de una pedrada cuando accedía al coso de la calle Xátiva) pasear a la orillita del Guadalquivir vomitando consignas descerebradas ¿ hay algo más tonto que gritar toros sí, toreros no ? hasta llegar al templo del toreo.

Una Maestranza que, pasmada por lo que debe soportar desde dentro - ya saben- asiste, desde su silencio ancestral, al vocerío de quienes, reclamado derechos (sic) animales se ciscan en derechos humanos, el primero de ellos el del libre albedrío.

Pero no, allí estarán, ante esa Puerta del Príncipe que acaba de abrirse para que por ella saliera un torero ejemplar, un Juan Antonio Ruíz, de Espartinas que, cuando empezó a vestirse de luces, tomó el nombre de Espartaco, libertador de esclavitudes.

Antes , durante y después de la corrida, allí estarán ellos y sus gritos: ¡asesinos!, ¡torturadores!, ¡fascistas!... mientras sobre el albero un muchacho de Sevilla que con apellidos evocadores de paz y poesía buscará su sueño de ser torero, al amparo de dos maestros consagrados.

Pero ellos, los de afuera, no quieren esos sueños, viven en sus delirios, y se pasean haciendo alarde con la complicidad de quienes sólo utilizan- en la peor conjugación del verbo utilizar- la tauromaquia en beneficio de (posibles y supuestas) rentabilidades políticas.

Sí, la espiral de violencia antitaurina aquí ( también en América, también en Francia pero allí con acciones para atajarla) alcanza lo insostenible y, a quien corresponda, debe actuar de una vez, antes de que sea demasiado tarde. Pero, los hechos lo demuestran, no están por la labor. Al contrario.

Curro Romero, de bronce y estatua, soportará gritos y bilis y, al otro lado del Puente Triana, Juan Belmonte cavilará que nadie de entre todos esos que braman contra el toreo leerá nunca a Chaves Nogales.

  Votar:  
Resultado: 4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos   20 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.