inicio
Paco March - 23/10/2015

Érase una vez una país de mil trescientos millones de chinos de los que un siete por ciento están apuntados al Partido Comunista. Son la casta, o sea.

Y esa casta, vigilante y buscando siempre el bien para el amado pueblo, ya hace un tiempo que persigue el adulterio o determinadas comportamientos de orden sexual. Ahora -explica El País- prohíbe la glotonería, la bebida excesiva (sic) y el golf. Sí, el golf, ese deporte en apariencia inocente pero que, mirado con ojos chinos, esconde en su interior maldades absolutas.

Prohíbe el golf porque- sigue El País- lleva a aberraciones tales como “un vicealcalde del sur de China jugando en horas de trabajo” o “un ex jefe de policía condenado por corrupción masiva que también era aficionado al golf”.

¿Les suena?. Según, la, en su día, argumentación de la Ley abolicionista del Parlament de Catalunya y los voceros animalistas, la tauromaquia puede llevar, en su perversión intrínseca, a que los aficionados se conviertan en maltratadores de mujeres, ancianos y niños y, ya de paso, xenófobos.

El Partido Comunista Chino y la desnortada, chapucera, ridícula e ignorante izquierda (sic) española unidos por el golf y los toros, ya ven.

PSOE, Podemos, IU, ICV, PCE, CHA, Equo, Més, Mareas…y su delirio que lleva a prácticas totalitarias que les retrata. La izquierda española (lo taurino puede ser para muchos tema menor, pero no), la vieja y la recién llegada, hace ya tiempo que (sobre)vive en el naufragio provocado por el páramo intelectual que la sustenta. Los toros, acabar con la Tauromaquia, es, para ellos, una de las última maderas a la que aferrarse, incapaces de que los hechos no desmientan, al instante, discursos de vendedor de humo.

Y, claro, para salvarla , se apuntan los de la otra orilla del proceloso mar de la instrumentalización manipuladora y cínica. Un PP que sólo mira a la Fiesta para envolverla en la bandera y esos emergentes Ciudadanos que, en voz de su líder, dicen: “hay muchas fiestas regionales que prohibir en España”.

Prohibido el golf en China, prohibidos los toros en cada vez más lugares de España. El Partido (ahora en su versión círculos) siempre alerta. La sutil diferencia es que el golf no forma parte, ni de lejos, de la milenaria cultura china. Los toros, en España, sí.

 

  Votar:  
Resultado: 4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos   15 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.