inicio
Paco March - 12/05/2015

Si los toreros son héroes de por sí - que venga el guapo de sillón y despacho a discutírmelo- ayer, en Las Ventas, Gonzalo Caballero dio una prueba. Pero, oído lo oído (esas protestas ruidosas y descarnadas, como si el chaval les hubiera robado algo) y leído lo leído (fracaso, escribe alguno), debo convenir que no son tiempos éstos para héroes. Y deberían serlo, no sólo en lo taurino.

A Gonzalo Caballero la vida, su vida, que es el toro, le ha tratado duramente. En el ruedo, a volteretas, magulladuras y cornadas (muchas de ellas en los cojones, con perdón). En los despachos negándole contrataciones ganadas con sudor y sangre (mucha) y sin lloros. Nunca ha rehuido, mejor diría, siempre ha buscado el compromiso en las plazas de primera categoría y el novillo que ello supone y en todas ellas con la desnuda verdad de quien (como él mismo dice y demuestra) se viste de luces desde el compromiso ético que incluye la consideración del propio cuerpo como despojo.

Pero no, parece que eso ni sirve ni se valora. Gonzalo Caballero quería tomar la alternativa en la Feria de San Isidro, se lo había ganado, pero le dijeron no y no dijo él a otra fecha. Por eso ayer, recién llegado de un (cuatro, para ser exactos) palizón en la Maestranza que para cualquiera ( no para los héroes) hubiera sido de árnica y nolotil, cuando el paseíllo, miraba sin mirar a un punto inconcreto, extramuros del templo venteño, el lugar aquel de los sueños en que la tarea del héroe se tiñe de romanticismo.

Porque, pese a las apariencias de ceño fruncido, Gonzalo ( y los que, como él, desafían a la muerte en los pitones) es un romántico. Sólo desde la lírica del alma, esa que desata el volcán interior, se puede llegar a la épica del cuerpo, ofrecido en sacrificio, una y mil veces, hasta la suerte final.

"La suerte o la muerte" tituló Gerardo Diego su Poema del Toreo. Y a matar se tiró Caballero, rebelado contra su destino, haciendo la suerte sin muleta y uno diría que sin espada, pues era el corazón y la rabia las que empujaban el puño que se hundió sobre el morrillo mientras el héroe volaba por los aires y caía, a plomo, sobre la arena. Y el héroe se puso en pie, una vez más.

"Quizás buscando la vida/o buscando la muerte/eso nunca se sabe" (Silvio Rodríguez)

  Votar:  
Resultado: 4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos4,6 puntos   15 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.