inicio
Paco March - 24/03/2016

Barcelona antitaurina y vegana. Que una cosa lleva a la otra es algo que se veía venir, más que nada porque quienes impulsaron y financiaron primero la declaración del Ayuntamiento en 2004,  después la prohibición por el Parlament en 2010 y lo de ahora,  son los mismos: Fundación Franz Weber, Libera y, faltaría más, Anima Naturalis  y el argentino de cuyo nombre no me olvido pero me niego a citar.

Como los idiotas se superan a sí mismos, como han convertido el mandato de las urnas en salvoconducto para sus fechorías, ahora van y en la Comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento aprueban una moción de ERC proclamando Barcelona "veg-friendly", "amiga de la cultura vegetariana y vegana".

Que tamaña gilipollez se vote en la Comisión de Economía da idea del respeto a su cargo que muestran las ediles (sí, amigo lector, el femenino es ahora el neutro, qué cosas),  pues ya me dirán que pintan ahí las lechugas. Que la propuesta la presente ERC por boca del inenarrable Alfred Bosch (de imborrable recuerdo en sus años en el Congreso), que la CUP argumente que entronca con la tradición libertaria de Barcelona ¡glups! o que el PP y C’S se abstengan "siempre que lo del veganismo no lo tengamos como una obligación",  da idea del nivel.

No se quedan en la declaración, faltaría más, y entre otras medidas colaterales, el Consistorio de Ada Colau  asume el compromiso de fomentar y difundir las excelencias del veganismo; crea una BCNvegPoint (la cursilería es así) y una aplicación para móviles que informará sobre el comercio vegano y además se adhiere  a la campaña "Lunes sin carne".

Así las cosas, convendrán conmigo que o uno se lo toma a chirigota o se suicida lentamente .Lo  segundo no es el caso,  pero lo primero cuesta.

Cuesta reconocerse en una Barcelona convertida  en parque temático de las obsesiones de quienes la mandan,  disfrazadas de democracia participativa. Duele pasear por sus calles (sorteando ciclistas homicidas) y sentirte extranjero en la ciudad en la que naciste y amas porque ellos te señalan, te insultan, te prohíben.

Barcelona, tan moderna, tan triste. Archivo de cortesía archivada. Ciudad inhóspita para quien no es del rebaño del pensamiento único con disfraz.

Barcelona, sin terrazas en las calles (la normativa municipal que las restringe ha llevado a dos mil personas al paro en los últimos meses). Ciudad sin toros, secuestrada su Historia, prohibidas las emociones.

Barcelona, ciudad abierta,  ya cerrada. Irreconocible ciudad, que en tiempos de silencio hablaba en Canaletas y ahora calla.

Barcelona, que abre ( de boquilla y pancarta) sus brazos a los refugiados y expulsa a sus hijos.

Barcelona, quien te ha visto y quién te ve. Y te sufre. 

  Votar:  
Resultado: 4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos4,7 puntos   25 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.