inicio
Paco March - 11/02/2015

La cantaba, allá por los setenta, el Rey del rock, Elvis Presley (hay también una versión sui géneris de El Príncipe Gitano): en el gueto. Es decir, en la marginación y la exclusión. También señalados.

Así estamos en el toreo: marginados, excluidos, señalados.

Excluidos de los centros de decisión de la vida política y cultural; marginados en cuanto a los medios de comunicación se trata (pero no sólo) y señalados por el dedo inquisidor de los guardianes del cofre de la moral.

Incapaces de actuar sin anteponer el yo; enredados en seculares luchas cainitas, encerrados con el único juguete de batallitas y un pasado que siempre fue mejor, dicen.

"La revolución será televisada o no será" profetizó hace medio siglo el gran Manolo Vázquez Montalbán, cuando aún todo estaba por ganar e internet por descubrir. Pero lo que nos quería decir MVM es algo que hoy ya sabemos (casi) todos: lo que no aparece, no existe, aunque ocurra.

Y ese casi del paréntesis va por los taurinos (la casta de ellos, me refiero), que ahí están, ahí están, dispuestos siempre para la foto ( es decir, para retratarse)pero poco para la acción. Siempre llegando a todo con esa décima de segundo tarde que les caracteriza.

Eso sí, en Cultura les pusieron alfombra roja para lucir palmito pero llegada la hora el pasito atrás es suerte que cultivan con esmero. Con una Medalla al año y el ministro wertizano declamando pomposo uno de sus eruditos discursos (el juego de palabras y metáforas hace unos días cuando la entrega a Victorino Martín era sonrojante) todos contentos. ¿Y qué decir de ese Pentauro de mis entretelas, cuyas reuniones, deliberaciones y conclusiones dan para varios programas de cuarto milenio?.

Cuando alguien ajeno a esa casta antes mencionada tiene una idea, la desarrolla y la expone (caso, por ejemplo y recordado estos días por algunos a cuenta de los Goya cinematográficos, hace un par de años de Andrés Verdeguer y su Academia de las Artes y la Cultura de la Tauromaquia)ya se encargan de no darle vuelo, no vaya a ser que...

Sí, la Tauromaquia apenas cuenta en la vida social, cultural y de ocio de esa España que grita lo de Fiesta Nacional. Y no vale con cargar las culpas al enemigo (cada día que pasa más venido arriba)que además juega a fondo sus bazas en lo político.

La última ocurrencia del taurinismo rancio es ese Primer Congreso de la Tauromaquia que se anuncia para el mes que viene en Albacete nada menos que con María Dolores de Cospedal al frente, ¡que guay!.

Los medios de comunicación generalistas nos son hostiles; las televisiones públicas mantienen (las que lo hacen y con Tendido Cero en la 2 aguantando el tipo) una información taurina residual) y los especializados sobreviven en el alambre del difícil equilibrio que separa la información de la propaganda . Luego está lo de las redes sociales ...

Con la primeras ferias (ha pasado Valdemorillo y la buena nueva de Víctor Barrio) a la vuelta del calendario, el toreo se pone de nuevo en marcha y, vistos carteles anunciados y rumores, no parece que por diferentes derroteros de los años anteriores. Reapariciones, repeticiones y ostracismos.

Para salir del gueto el meneo debe ser de órdago y no parecen dispuestos a ello. Desde luego con Sánchez Drago de pregonero, no.
 

  Votar:  
Resultado: 4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos4,5 puntos   11 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.