inicio
Paco March - 23/06/2015

" El toreo no es español, es interplanetario" (José Bergamín )

Hace unos días, al recoger un premio de periodismo taurino en Sevilla, el ganador proclamaba solemne algo así como: " Los toros son el último reducto de patriotismo que le queda al pueblo español" . Y se quedó tan ufano, jaleado por los de siempre.

Mal vamos y peor iremos por esos derroteros, que son , precisamente, una de las causas principales de por qué hemos llegado hasta aquí, taurinamente hablando.

El vuelco en el mapa político ha azuzado tensiones, encendido alarmas (a buenas horas) y, los más agoreros (arruinando el ascua a su sardina política) ya anuncian el apocalípsis now o después. Y qué mejor herramienta para propagar informaciones (sic) sin contrastar o meras elucubraciones de barra de bar que las redes sociales: España en manos de podemitas; los nacionalismos (los otros, el patrio ni tocarlo) como fuente de todos los males; las ciudades y los pueblos en manos de perroflautas y alcaldesas trasnochadas, mientras los grandes próceres van camino de nada, el banquillo o la cárcel.

La última ha venido a cuento del palco que el Ayuntamiento de Madrid tiene reservado en Las Ventas y al que en la última novillada no fue nadie. ¡Qué descaro, qué desprecio!, claman furibundos los centinelas alerta del twitter. Claro que después se ha sabido que el consistorio madrileño ha decido no hacer uso de ese trato de favor y, como también ha hecho con el Teatro Real, cede a la propiedad la venta de esas localidades, lo que , mirusté, me parece muy bien.

No piense el lector que lo antedicho exime de culpa y crítica a las declaraciones y (posibles ) decisiones que ciertos grupos políticos ahora aupados al poder ( por mayorías o por pactos) hacen y toman sobre/contra la Fiesta. Pero no es de recibo agitar espantajos cuando gran parte de la culpa de estos lodos vienen de los barros de años en que la Tauromaquia, en esa España cañí y torera de la que tanto se ufanan, ha estado dejada de la mano de Dios y utilizada (en la peor acepción del término) por muchas de las actuales plañideras.

El sector anuncia una reunión urgente y ¿secreta? de la que, se supone, saldrán medidas para afrontar situaciones que se anuncian límite, justo ahora que se ha recuperado Illumbe y que Barcelona aguarda un fallo del TC que (rumore rumore) parece muy próximo. Habrá que estar atentos y mejor sería aquello de luz y taquígrafos.

Escribo esto recién regresado de Francia, de una Feria de Istres ejemplar (sí, ejemplar en su modelo organizativo y, también en sus resultados taurómacos, mal que frunzan el entrecejo sin depilar los eternos defensores de las esencias). Cada tarde, también la matinal (indulto incluido) , un acontecimiento, un argumento, una fiesta de toreo y emociones, público respetuoso , toros con un punto superior en presentación a la que correspondería por categoría administrativa de la plaza, toreros que se saben reconocidos y valorados, triunfos legítimos y de mérito ( contra el viento, un Juan Bautista entregado y pletórico en su doblete y Thomas Joubert, toda una revelación con una personalidad subyugante; Ponce eterno, Talavante imprevisible, López Simón y su aquí estoy yo; El Juli responsabilizado; Fandiño sin suerte; Denis Loré asolerado en su regreso tras siete años y hasta Morante, fiel a su leyenda).

Y, a vueltas con el patriotismo: en el paseillo de la corrida homenaje a los toreros franceses, tres generaciones en el ruedo, Loré, Bautista y Joubert (destocados, como las cuadrillas) sonó La Marsellesa cantada a pleno pulmón por un tenor , que enlazó con el aria del "Toreador" de Carmen. El público, en pie y las emociones en lo más alto.

Las banderas, los himnos, son asumidos por los pueblos como suyos cuando son símbolo de anhelos y cultura compartidos pero invitan a la desafección si de ellos se hace uso partidario. Por cierto, en Francia, los antis se identifican especialmente con la extrema derecha lepenista ( con BB como musa) y no es raro ver pintada la esvástica junto a sus proclamas.

Algo (mucho) hemos hecho mal aquí cuando la identificación de la Fiesta con lo Nacional, esa malsana instrumentalización , es el germen de lo que pasa. Y se teme pueda pasar.

 

  Votar:  
Resultado: 3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos3,6 puntos   16 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.