inicio
Paco March - 11/01/2015

"Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo" (Voltaire)

Sangre y muerte cotidianas tiñen el mundo de rojo y negro día a día y , a veces, ese mundo indiferente a ellas se para y mira. Acaba de ocurrir con Francia.

El odio fanático ha matado periodistas, dibujantes, clientes de supermercado y policías y él mismo se ha inmolado "por la causa". La libertad, acabar con ella, como objetivo.
En Charlie Hebdo escribían y dibujaban ( los que quedan seguirán haciéndolo, si el mercado lo permite) desde la libertad íntima de cada cual y bajo la protección de la Ley y eso duele. Duele a aquel que en la negación del otro tiene su (sin)razón de ser.

En jaque la libertad de expresión, corolario imprescindible de la libertad a secas. Acabar con aquella niega ésta. Lo que pasa es que hay quienes las invocan a conveniencia y, consecuentemente, las prostituyen. Por ejemplo, en España, aquellos que promueven y apoyan la ley mordaza y cuando miran a París claman por la libertad de expresión.

En la tauromaquia, la negación de la libertad de ir a los toros, los ataques (físicos, mediáticos y legislativos) los venimos padeciendo , con especial virulencia en los últimos años, tanto en Francia y América como en España. En Francia , precisamente, dan ejemplo del compromiso con la Fiesta que tanto y tantos reclamamos con medidas legislativas y también iniciativas unitarias del sector, que incluso acaba de presentar un novedoso plan de actuación por el fomento y defensa de la tauromaquia.

A la reacción mundial en solidaridad con el semanario atacado, con la libertad asesinada, hay quien ha tenido la (mala) ocurrencia de reaccionar recordando el posicionamiento antitaurino de Charlie Hebdo, de algunos de quienes han muerto con el lápiz en la mano frente al kalashnikov. Un encogerse de hombros, un " yo no soy Charlie" porque Charlie no es taurino que , qué quieren que les diga, me revuelve las tripas y que, además, tiene daños colaterales.

¿Defender el derecho a que la Tauromaquia exista, a la libertad de poder ir a los toros y, al tiempo, ¡que les den! ( en este caso, maten) a los que se oponen a ello ?. Me niego a ese juego fatal, me alzo contra él y lo denuncio.

¿Con que fuerza luchar , reclamar por nuestra libertad taurina amenazada (o negada) si cuando otra libertad , la esencial, la de vivir, es cercenada y voces •"de los nuestros" solo hablan- desde su libertad para hacerlo, claro- para recordar las viñetas antitaurinas de los asesinados ?.

"La libertad, la libertad, derecho de la Humanidad/ es más fácil encontrar rosas en el mar" , escribió Aute y cantó Massiel hace medio siglo.
Pues eso.

  Votar:  
Resultado: 4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos4,8 puntos   12 Votos

Próximos eventosmás eventos
Desde Hasta
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic

Email: redaccion@burladero.tv Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Email: administracion@burladero.tv Tel. Administración: 911 412 917 ext.2 Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.tv


Prohibida la reproducción y utilización, total o parcial, de los contenidos en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización,
incluyendo su mera reproducción y/o puesta a disposición con fines comerciales, directa o indirectamente lucrativos.