MÉXICO

El sentimiento de Ferrera y la clase de Santa Bárbara se unieron en un día inolvidable

Hay días en las que se conjuntan todos los ingredientes para que sean inolvidables, así sucedió en el Rancho Presillas en el municipio de San Pedro Piedra Gorda en el estado de Zacatecas en donde se encuentra la prestigiada ganadería de Santa Bárbara, propiedad de Don Javier Borrego Estrada, quien abrió las puertas de su casa ganadera al diestro español Antonio Ferrera para realizar labores de campo bravo.

Un día especial y que quedará en la memoria de quienes estuvieron ahí presentes por los momentos que se vivieron, y le da sentido de el porque la tauromaquia es el único arte en el que se conectan todos sentidos en uno solo en esa combinación del la inspiración de un torero y la bravura y calidad del toro de lidia.

Tienta de vacas y la lidia de un novillo para Antonio Ferrera que estuvo acompañado del maestro José Antonio “El Capitán” Ramírez. Torería, inspiración, creatividad pero sobre todo el torear con el alma y con el corazón.

Sin duda un gran día que quedara en la memoria y que sobre todo deja muy buenas sensaciones y que ilusiona en lo que fue este primer encuentro entre Antonio Ferrera y la ganadería de Santa Bárbara que se volverán a ver este domingo 9 de diciembre en La Monumental Plaza México en la quinta corrida de la Temporada Grande en la que Ferrera hará el paseíllo junto a Jerónimo y Juan Pablo Sánchez, ante un encierro de Santa Bárbara que llevara los colores rosa, verde y azul. (Emilio Méndez)

 


0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios