CHOTA

Juan Del Moral triunfa en benéfico festival

lunes, 28 de octubre de 2019 · 08:04

Por cuarto año consecutivo se llevó a cabo el Festival benéfico por la construcción de la Catedral de Chota, en el coso El Vizcaíno, en el que los toreros, incluidos los subalternos, donan su participación y los ganaderos también contribuyen con sus astados.  

Más de cinco mil asistentes en tarde que competía con un partido de fútbol, arroparon a los actuantes que este año adicionó en su estructura la presencia de dos becerristas, además de la presencia de novilleros peruanos y matadores de toros que en este caso fueron los españoles José Ramón García “Chechu” y Juan Del Moral.  

Un año más se demostró la convocatoria que tiene presentar un festival con jóvenes peruanos  que empiezan su andar en el mundo del toro y grata sorpresa nos dejaron ver que, con sus matices, andan con maneras, estructurados y resolviendo en la cara de los astados, con soltura y naturalidad. Que es mucho para lo poco que el sistema taurino nacional les permite torear.  

Este año se tuvo la presencia de una nueva ganadería, San Lorenzo, que pasta en la provincia de Chota, en la Finca El Pargo, propiedad de Julio Montenegro.   Sus dos becerras abrieron el festejo, la primera tuvo mucha calidad y nobleza al embestir y permitió el lucimiento del becerrista Jhonatan Mendoza “El Palomo”, que toreó con gusto, temple pero  especialmente con sutileza en el manejo de las telas, por bajo y con los vuelos.  Gratamente impresionados por tener tan bien asimilado el toreo de calidad y regusto en sus muñecas.  

Segundo salió el becerrista chotano Alexis Silva, quien debutaba en su plaza y en la profesión.  Dejó patente sus ganas de ser a pesar de su escaso bagaje técnico con una becerra que apretaba y se rajó.  

Tercer turno fue para el novillero Oscar Miguel, cortó oreja a un novillo de El Paraíso que se dejó y le permitió torear más por el derecho.  Imprimió temple a sus labor y envasó entero el estoque. 

El novillero Joselito Ordoñez salió cuarto con un novillo de Moyococha que tuvo galope y metía la cabeza.  Tras un bonito saludo de capa puso banderillas. El trasteo por derecha con temple y largura resultó mejor que con la zurda.  También tocó pelo.  

Otro Moyococha tuvo en quinto lugar el novillero Bryan de Mendoza.  Este también se desplazaba pero marcó su terreno en tablas, y debía sujetarlo o taparlo en un trasteo que tuvo temple y gusto, y a pesar de eso le pudo dar estructura a su faena.  Cortó oreja.  

El sexto fue para el matador “Chechu” que se llevó el de menos posibilidades. Un bonito burraco de Santa Rosa de Lima que no tuvo contenido. Parecía reparado de la vista pero el diestro intentó agradar y de no ser por la espada hubiera tocado pelo.  Dio una aclamada vuelta al ruedo.  

Quien si lo hizo fue su paisano Juan Del Moral. Cortó dos orejas pedidas con fuerza tras una faena que sustentó por derecha, con un Villa Graciela que tuvo como virtud la movilidad pero con el que no era fácil estar cómodo. Estoconazo y a cobrar.   

Se cerró festival con un octavo toro que fue para “Chechu”, hierro San Miguel Arcángel, que topaba y no se dejaba meter mano, porfió y se fajó en un par de tandas.  

Gran labor de Monseñor Ricardo Coronado que con el Obispado de Chota y un grupo de señoras realizan para llevar a cabo este festival. A todos ellos nuestra enhorabuena por el empeño y pasión que ponen en su trabajo.  No es fácil conseguir toros donados, materia prima del espectáculo, pero el fin benéfico es el motor que los empuja a perseverar.  Y con ello, dan oportunidad a jóvenes toreros peruanos que piden eso, oportunidad y sitio. Tanto como un espectáculo de calidad en fecha que ya se ha instalado por mérito propio en el calendario taurino del Perú.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Otras Noticias