MÉXICO

Adame triunfa en la primera de Aniversario

Corta tres orejas que le valen la salida a hombros. Oreja para Roca Rey. Ventura y Calita ovacionados
martes, 5 de febrero de 2019 · 07:19

En medio de un clima de hostilidad cuaja un faenón de Dos Orejas. Y su nombre es coreado al jugarse la vida cuando un grupo de detractores trataba de reventarlo: Corta Una más y abroncan al juez por negarle la segunda. Andrés Roca Rey obtiene apéndice y lo devuelve en su segundo toro. Ernesto Javier "Calita" malogra con la espada sus trasteos. Y Diego Ventura solamente se luce con un vergeleño. Los de a pie hacen ver buenos a cinco de Montecristo. Entradón.

Hacía mucho tiempo que no tomaba partido el público de La México como se ha vivido esta tarde estando en el ojo del huracán un torero: Apenas salía al ruedo y desde ya se escuchaba un "Fuera, fuera" al aparecer Joselito, de ahí que pasaran desapercibos el Parón de recibo y el Recorte con suelta de punta al rematar al segundo de la tarde.

Y luego, ante constantes pérdidas de manos del toro, aquello se fue intensificando aumentando el tono reprobatorio, pero lo que no esperaban es que al ir desengañando imponía su Poder y, a partir de un cuarto Natural todo lo demás fue suyo con su armónico compás en la recreación del hilvane.

Cambio de mano por la espalda se prologaba en una sola suerte al pasar a la izquierda y de ahí volvía la muleta a la diestra para tirar del remate; además lo hizo varias veces y en un palmo de terreno. Ajuste en las Manoletinas y con un estocadón de escándalo rodó sin puntilla acero en lo alto. Primera llamada: Dos orejas.

 

 

Por el estilo frente al sexto, Verónicas y suelta de punta y ya le estaban cayendo encima sin embargo, al tomar los medios, la arrancada de largo conjugaba el quite por Zapopinas y entonces el grito de"Joselito, Joselito" se adueñó del ambiente inclinando la balanza con el bello trazo y majestuoso temple.

Con ello, además de un valor espartano, se ha echado al público a la bolsa metido entre los pitones. Esta vez el compás abierto dio mayor dimensión a cada muletazo, incluyendo uno de vuelta entera, no obstante la tarda embestida encontrando en el eco grito consagratorio "Torero, Torero".

Aquellas Dosantinas tersas ante el roce de alamares y el magistral cierre por Duendes cambiando de mano por la espalda la muleta fue la locura; si acaso, la ligera caída al meter la espada detonaba el estruendo, pues al conceder la oreja, aquello se convirtió en ira del aficionado arremetiendo contra el juez al sacar un solo pañuelo. Segunda llamada, Oreja.

Andrés Roca Rey no encontraba tranquillo al ir reponiendo terreno constantemente ante ese cuarto de sorteo, incluyendo un desarme; el hilo de la madeja lo vino a encontrar al quedarse quieto y trasmitir con el cuerpo su característica valentía. Ah, en torno a él se adquiere otro matiz.

 

 

La Dosantina rematada de costado y sus cuatro ceñidas Joselillinas se imponen a lo tardo y escasa fuerza del burel, despeñado de una entera en buen sitio y valedera para la oreja, pues al dejar crudo al cierraplaza, además de mal picado, previa solicitud de un piquetito con la vara, pa'rriba que se va "Mandinguero".

Esta otra cara de Andrés Roca Rey fue el punto de partida para vaciarse la plaza: nada de muleta y menos con la espada.

EL TORO del encierro correspondió a "Calita", un tercero que araba tras el puyazo de Daniel Morales, llevado largo por Doblones y aprovechado en recorrido a compás abierto. De pronto hizo recordar a Curro Rivera con sus cites sicodélicos enganchando desde delante los Derechazos; por ahí se llevó un levantón al confiarse en demasía.

La tanda sumaba cinco en redondo cuando de pronto se le frenó el astado, pero un aguante milimétrico pudo más para cerrar con un toreo por la cara rematado hacia pitón contrario que solo pedía certeza al tomar el metal y como ello no se dio, cayó el aviso encima. Salida al tercio, el consuelo.

 

 

Y que anda en gran plan con los avíos es innegable: sutil brega y extremo cuidado para llevar largo al séptimo, suficientes, luego de la salida al tercio de los primos García, Fernandillo y Héctor por sus Cuarteos. Ernesto Javier lucía sus largas tandas por Derechazos yendo por el rumbo dominador.

También lo hizo por izquierda haciendo romper a bueno al moro con los De pecho por ambos lados. Tiempo máximo de faena acusaba el refugio en tablas y, también ahí venían los remates continuos que al pinchar alcanzaron las palmas al meter la espada en la segunda ocasión.

ENCELAR fue la base para prender mecha al abrir plaza Diego Ventura; el de El Vergel no pintaba bravura, sin embargo, el manejo de cabalgaduras cambió por completo la decoración logrando largos recorridos a Dos pistas con sus Recortes por dentro, ni qué decir con ese Quiebro aguantando.

De dulce se lo dejó al sobresaliente Jorge López al quitar por Chicuelinas, y fue a más el rejoneador al templar Rodando, previas Cortesías: el hispano también realiza Alzadas, paradas de manos, con la gracia de hacerlo tras depositar la banderilla; nada ajeno a lo que hace su paisano Cartagena fuera del toro.

 

 

Lamentablemente vinieron los pinchazos y aquello se trasformó en ovación al cobrar viaje tercero. Del quinto ni hablar, manso perdido y protestado por su justa presencia: tres rejones no causaron reacción; lo mejor la brevedad, aunque la prolongación de tiempo apareció al tomar los rejones de muerte. Abucheo.

Hay un nuevo grito, "Joselito, Joselito", silenciando tufientes paladares. Tercera llamada, salida a hombros. (Luis Hernández - Toro es toro)

 

Ficha del festejo:

Ciudad de México.- Plaza México. Decimocuarta corrida de la Temporada Grande. Dos tercios de entrada (unas 26 mil personas) en tarde espléndida. Dos toros de El Vergel para rejones (1o. y 5o.), desiguales en presentación; uno noble y dócil, y el otro, manso y deslucido. Seis toros de Montecristo, bien presentados, parejos de hechuras, muy en tipo, con clase y poca fuerza, de los que sobresalió el 3o. por su bravura y calidad. El 8o. fue complicado.

El rejoneador Diego Ventura, ovación y división

Joselito Adame, dos orejas y oreja con petición

Ernesto Javier "Calita", ovación tras aviso y palmas

Andrés Roca Rey, oreja y silencio

Incidencias: Destacó en varas Daniel Morales, que picó bien al 3o.,y  Fernando García hijo con las banderillas saludó una ovación en el 7o. Diego Martínez lidió con temple. Diego Ventura permitió al matador Jorge López hacer un quite por gaoneras el el 1o., y fue aplaudido.

 

Fotos. NTR Toros

 

 


Galería de fotos

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias