EMILIO DE JUSTO

"Hay toreros nuevos que tenemos muchas cosas que decir"

Emilio de Justo se ha convertido en una de las grandes revelaciones de la temporada. Con la mirada puesta ya en un 2019 que debe suponer su consolidación con las figuras, hablamos con él en víspera de su paso por América

Recién terminada la temporada española, ¿pensaste en algún momento que pudiera transcurrir tal cómo ha ido?

Ha sido la más bonita e importante de mi vida, al comienzo del año ni en sueños podía haber imaginado todo lo que me ha sucedido.

Es largo el camino, pero merece la pena, ¿verdad?

Por supuesto, es grande la recompensa a tantos años de lucha y sacrificio, el toreo es la única profesión que te cambia la vida por completo de la noche a la mañana. Estoy muy orgulloso de todo ese trabajo que hay por detrás y de haber sido capaz de darle la vuelta a la tortilla y haber logrado los triunfos que he alcanzado este año.

Difícil o muy difícil es llegar, pero realmente duro es mantenerse, que es lo que toca a partir de ahora.

Hay muchos toreros, mucha competencia y no es sencillo ocupar un buen sitio en el escalafón. Mantener el nivel de triunfos cada tarde y estar dispuesto a entregarse debe ser muy complicado.

Más allá de Madrid y Valladolid, que merecen capítulo aparte, ¿cómo ha sido la temporada?

Ha sido muy completa de principio a fin, en plazas de mucha responsabilidad y peso, con encastes y ganaderías diversas que es algo que el aficionado valora mucho. Me ha quedado un año muy redondo, sin apenas baches, he mantenido un nivel alto de triunfos desde que empecé en febrero en Vistalegre hasta la feria de otoño en Madrid.

Valladolid ha sido uno de los grandes acontecimientos de la temporada 2018, tanto para Emilio de Justo, como para los aficionados que vieron como el torero extremeño daba un toque de atención muy importante.

Ha sido una de las tardes donde puede expresar el toreo que llevo dentro, sacar a relucir mi concepto, pudo verlo toda España por televisión, fue un triunfo que tuvo una gran repercusión. El torero que vio el aficionado esa tarde es el que yo busco, el que quiero ser.

 

Emilio de Justo en Valladolid - Raúl Valdivielso

 

Y después del gran triunfo llega el "regalo" de la repetición con Morante y Manzanares.

Esa sustitución me hizo una ilusión especial, no es fácil para toreros como yo entrar en carteles tan rematados con dos figuras máximas. Cuando por la mañana me dijeron que existía esa posibilidad, imagínate... Uno lucha y se prepara para ello y fue muy bonito que se diera esa justicia taurina y obtuviese la recompensa al triunfo obtenido el día antes. Vi realizado el sueño de estos años de atrás, con el tiempo y la constancia todo se alcanza.

Según están las cosas y después de la gran temporada que has tenido y con los toreros retirados a final de temporada de esos carteles, lo de Morante y Manzanares en ferias con Emilio de Justo puede convertirse en habitual, además de necesario para la renovación del escalafón...

Es necesario, debería ser obligatorio que poco a poco el escalafón se vaya renovando. Hay toreros nuevos que tenemos muchas cosas que decir. Las figuras van a estar siempre ahí porque son piezas claves del toreo y se lo han ganado a pulso en la plaza pero sí es cierto que es bonito que vayamos saliendo otros toreros, a ellos les motiva seguro que vengan compañeros que en un futuro sean capaces de tomar el relevo.

Y por supuesto llegó Madrid. Tanto tú como el público estabais condenados a entenderos más pronto que tarde.

Ha sido la culminación del sueño que tenía desde niño, salir por la puerta grande la plaza más importante del mundo, el premio a toda la temporada. Como bien dices, llegamos a un entendimiento importante culminando todo lo bueno que venía apuntando durante el año.

¿Cómo fue esa tarde?

Abrir esa puerta grande no es nada sencillo, con un lote del Puerto de San Lorenzo que no me dio facilidades y al que saqué partido a base de entrega y verdad, dos toros que no regalaron ni una sola embestida. Pero mi predisposición y mi propuesta delante de ellos y la forma de matarlos, con el corazón por delante, supo verlo una plaza como Madrid, muy entendida y sensible. Culminé una salida a hombros que quedará en mi vida para siempre.

 

Emilio de Justo en Las Ventas - Muriel Feiner

 

Y además un triunfo rotundo pero de verdad.

Fue sobre todo un triunfo muy serio, venía de vivir unas circunstancias emocionales fuertes y fui capaz de sobreponerme a ello, fui capaz de dar la cara a base de verdad y entrega como te comentaba antes. El aficionado y el profesional ha valorado mucho el esfuerzo y la actitud de esa tarde.

En 2019 Emilio de Justo habrá pasado de ser el torero revelación, a ser el torero al que se le va a esperar en todas las plazas.

Espero poder asentarme como un torero importante en las ferias, vengo de ser una sorpresa grata para mucha gente que me ha descubierto pese a mis once años de alternativa. Si consigo mantener el nivel alcanzado este año y seguir apretando fuerte creo que podré consolidarme en las grandes ferias que es mi objetivo.

El triunfo de Emilio además de justo, es parte del trabajo y apoyo de muchas personas que nunca han dudado de tu calidad.

Está claro, me alegro también por toda la gente que ha estado a mi alrededor en los momentos difíciles, dándome ánimos, creyendo en mí como torero. Haber sido capaz de rematar una temporada como esta con triunfos tan importantes me ha hecho muy feliz también por ellos.  

Y América es otra de las recompensas del éxito, se te espera.

Me hace mucha ilusión poder volver, estuve en Colombia en los años duros, fue un país que me dio mucha vida como torero en esa época. Poder estar ahora de nuevo allí, en Perú, Ecuador es una motivación grande, poder expresar lo que siento como torero en esas plazas. Deseo recompensar a esa afición que me espera dando la dimensión que he alcanzado en España y Francia. Ojalá también algún día pueda torear en México, me hace mucha ilusión.

Y ahora, cuando miras para atrás...

Pienso que ha merecido la pena tantos años de lucha, no digo de pasarlo mal porque aunque fueron momentos duros fui siempre feliz, lo que hacía era alimentar mi pasión y mi vocación de ser matador de toros.

 

17
1
55%
Satisfacción
33%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
11%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios