FILIBERTO

"El toreo es un estado de ánimo"

El de Calasparra afronta el invierno ilusionado con la posibilidad de hacer el paseíllo en América. Repasamos con él la temporada española y sus planes de futuro más inmediato
sábado, 15 de diciembre de 2018 10:00
sábado, 15 de diciembre de 2018 10:00

El ser humano...la persona...en definitiva el individuo que va bajo ese traje de luces que tanto nos gusta y deslumbra y que, a veces, olvidamos que existe cómo tal. Precisamente ese gran ser humano, es quien he tenido la suerte de conocer gracias a la generosidad del diestro Filiberto. Más allá de la Plaza y los vítores de la misma, LA PERSONA.

En una, más que amena charla taurina, cargada de humanidad y honestidad, justamente los mismos valores que muestra cada vez que sale al ruedo, cómo ha quedado patente esta temporada con el “golpe de mesa” que ha dado.

Hemos hablado de la recién acabada temporada...de la venidera y sobretodo de buen toreo, en gran compañía y mejor ambiente.

 

¿Un balance de est  temporada?

Ha sido una temporada “ in crescendo”, en la que, cómo siempre, intento mejorar día a día y la verdad es que la he acabado con “muy buen sabor de boca” y encontrándome en un magnífico momento, casi me ha faltado temporada para continuar con ese buen ritmo. Desde Agosto se ha producido un ascenso en mi toreo y ha sido algo que ha fluido de forma natural y si lo piensas es hasta lógica: cuando toreas de forma muy espaciada se hace más complicado, pero cuando tienes la oportunidad de una constante, toreando más seguido y en diferentes Plazas, eso se refleja porque ganas en seguridad... en confianza y entonces puedes mostrarte cómo eres, expresarte y ser tú mismo.

¿Y para este “impás” qué da el invierno?

Además de exprimir al máximo el campo y los tentaderos de invierno, hay contactos, aún pendientes de cerrar y confirmar, para a finales de Diciembre acudir a México, Perú incluso Venezuela, algo que realmente me hace muchísima ilusión, pues sería mi primera vez allí y con México en concreto, tengo una especial relación, pues aunque aún no he tenido la suerte de ir, es un país que me llama muchísimo la atención, tanto a nivel Taurino como personal y le tengo un especial cariño. Yo voy a poner todo de mi parte para que cuaje.

¿Un sueño o un deseo para la siguiente temporada?

Hombre...mi sueño es “EL SUEÑO” de cualquier torero creo: triunfar en Madrid y abrir su Puerta Grande. Pero un sueño más a corto plazo es, tener una temporada con continuidad de Plazas y así tener la oportunidad de crecer y de expresarme, una temporada que afronto con la moral muy alta y con mucha ilusión en ella, porque siempre queda todo por hacer y todo por aprender.

Ya que ha mencionado Madrid, no puedo evitar preguntarle por esa “ polémica del bombo”

Respecto a la “polémica” del bombo de Madrid, tengo la opinión dividida:

Por un lado, aunque pueda ser “arriesgado”, es una magnífica oportunidad de mostrar tu concepto del toreo ante una gran afición, de llegar a un público más amplio, más aún si es con un tipo de toro con el que igual no estás familiarizado, es una gran oportunidad.

 

Filiberto en Blanca el pasado mes de marzo - La Verdad

 

Por otro lado, también entiendo la postura de esas figuras que no quieren participar, las figuras que están arriba es porque han demostrado de sobra que tienen cualidades especiales para estar ahí, bien por su concepto del toreo, bien por su personalidad...entonces a esas alturas de su carrera no tienen nada que demostrar, se pueden permitir el hecho de torear y mostrar su mejor expresión sin entrar en sorteos, esa postura para mí es totalmente lógica y respetable.

Una reflexión sobre el sistema taurino actual

En pocos años, por simple cambio generacional, habrá figuras que se retiren o simplemente que por circunstancias o decisión personal decidan  torear menos y es momento de dar la oportunidad a los jóvenes de mostrar su expresión del toreo. Cada vez hay más nombres sonando y pienso que hay que dar más cabida en Plazas y carteles, simplemente es “Ley de vida”.

¿Y sobre lo que implica el toreo y ser torero?

Ser torero es la profesión más difícil que hay, porque cada día que actúas hay muchísimos factores que influyen, desde el traje que vistes hasta el toro al que te enfrentas, pasando por el público, el sitio, el clima... en resumen TODO y a esto hay que sumarle el factor humano de cómo te sientes ese día. Todo el mundo tiene “días” y en todas las profesiones se tienen, por supuesto, días malos, días en los que no estás o te sientes bien, pero en esta profesión es que TÚ tienes marcada una fecha y una hora en el calendario, en la que todas las miradas están puestas en ti y no queda otra que tirar para delante, te encuentres cómo te encuentres y claro eso se refleja en el toreo que haces ese día...

El toreo son emociones...son instantes... y todos los días no se consigue, pero esa es precisamente la magia del toreo.

Cuando no naces en un seno taurino, el arranque es muy difícil, al igual que el camino a recorrer, de ahí que haya muchos qué se quedan en el camino, cansados de esperar esa oportunidad que les permita expresarse y eso es muy muy duro, porque un torero siempre tiene para dar y sacar lo que lleva dentro, pero luego por otro lado, cuando lo consigues por ti mismo y con argumentos, eso da una enorme satisfacción.

El toreo es un estado de ánimo, hay que tener un gran control mental y autoconocimiento, intentar siempre que lo ajeno a la Plaza te afecte lo mínimo posible, para poder así sentirte cómodo y para lograr eso es imprescindible rodearte de un gran equipo, tanto en tu vida personal con la familia y amigos, cómo en la profesional, que a fin de cuentas es también tu familia y con la que compartes tantas y tantas horas, porque eso al final se traduce en confianza y teniendo esa confianza se van cumpliendo los objetivos, si uno cree en sí mismo eso se transmite y ese es el camino al triunfo.

Y todo esto siempre con su incondicional afición apoyándole...

¡Siii! me siento muy arropado por mi gente de Calasparra, soy muy afortunado y estoy muy agradecido e ilusionado de contar con ellos y su apoyo, es un hecho que me da fuerza y la verdad es que me encuentro disfrutando el momento con ellos.

 

Gracias Maestro por tú maravillosa actitud y por haberme permitido conocer, cómo decía al principio, a la persona y ser humano qué hay tras ese traje de luces. Quede constancia que te tomo la palabra respecto al tentadero (qué disfrutarán todos en Burladero) y por supuesto con repetir un buen rato de conversación taurina con un buen vino cómo corresponde.

 

24
4
78%
Satisfacción
5%
Esperanza
15%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios