PABLO AGUADO

"Tuve que apostar mucho con el toro, pasé un ratito..."

El diestro sevillano se ha convertido por méritos propios en el primer gran nombre de la feria de Otoño

El primer gran protagonista de la feria de Otoño 2018 de Madrid tiene nombre y apellidos: Pablo Aguado. En la tarde de ayer, la de su confirmación de alternativa en Madrid, cortó una oreja a un toro de Victoriano del Río. Han sido unas horas inolvidables las vividas "con mi familia y amigos, que tengo la suerte que me siguen a cada sitio en el que toreo. Hemos estado celebrándolo, como es lógico". Entró en sustitución de Ureña tras una temporada muy complicada "no tuve que prepararme expresamente, ya estaba preparado. No he bajado la guardia porque sabía que tarde o temprano podía llegar una sustitución y tenía que estar sin bajar la guardia. Ahí ha estado la clave del triunfo, haber estado metido en la profesión aun cuando no había corridas".

Torero clásico, toreo con suavidad, limó la violencia de ese sexto toro de Victoriano del Río con el aplomo de un maestro experto "fue una faena en la que hubo que apostar mucho. Sinceramente, pasé un ratito... Pero todo esfuerzo que se hace delante de un toro tiene recompensa, y en Madrid más aún. Viendo el resultado pasaría ese trago mil veces más". Un premio que debe suponer un punto de inflexión en su carrera inmediata, ánimos renovados y a seguir peleando "por supuesto, independientemente de lo profesional, personalmente me va a dar mucha confianza en mí mismo. Y a raíz de eso, todo lo demás es más fácil".

 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios