LUIS GARRIDO

"Polope es nuestra apuesta personal para Cella"

El empresario Luis Garrido, al frente de Tauromanagement, organiza una de las tradicionales citas novilleril del calendario nacional en Cella. Contra viento y marea ha sacado adelante una cita que este año ha encontrado en el camino más de una piedra con nombre propio
martes, 20 de agosto de 2019 11:06

En primer lugar, ¿cómo están siendo estos días previos al comienzo de la feria?

Pues un auténtico y emocionante frenesí, el sprint final de una odisea que hemos trabajado día a día desde que recibimos el pliego de condiciones el 2 de enero de este mismo año. El trabajo ha sido enorme en todas las facetas, también porque han sido varias las complicaciones que han ido surgiendo, de todo tipo a lo largo de estas semanas, y que hemos podido solucionar. Para ello, solo ha habido un camino: trabajo y sacrificio. No ha habido verano, hay Cella. Sin más.

Como empresario, situado en el centro de la diana, me doy cuenta de que pese al grandísimo trabajo somos la figura muy pocas veces reconocida en todo este entramado necesario para dar toros. Creo que algo muy mal se ha hecho comunicando desde el gremio para que sea su figura tan desconocida, y generalmente infravalorado el enorme trabajo, la responsabilidad y las complicaciones que lleva ejercer este papel. Yo sabía a lo que me enfrentaba cuando con 24 años tomé la decisión de iniciar este camino, pero para ilustrar esta reflexión me fijo mucho como indicador del desconocimiento en mis amigos de máxima confianza, gente muy aficionada, que pese a ser grandes conocedores de la tauromaquia, día a día a mi lado se sorprenden por desconocer el ingente trabajo y la complejidad de ser empresario taurino. Trabajo, sacrificio y aprendizaje continuo es el leitmotiv. Tengo un máster MBA pero siempre digo que mi mejor posgrado es esta aventura de ser empresario taurino, lo que más me está enseñando y curtiendo en todos los aspectos.

¿Tenéis datos concretos sobre la marcha de la venta de entradas?

Por mucho que se intente modernizar la gestión de una plaza del perfil de Cella, hay cosas que no se pueden cambiar, y son los compartimientos de compra de los consumidores, y sabemos que el 85% de la venta de entradas sueltas se realiza el mismo día del festejo en taquilla. Partiendo de esta base, estamos cumpliendo con lo previsto en estos días previos, y para ello estamos siguiendo un plan de comunicación constante con especialmente mucho peso en medios online, publicidad en redes sociales y generación diaria de contenido. Todo marcha para alcanzar los objetivos propuestos.

Una contrariedad siempre los cambios de carteles previos y en circunstancias tan poco habituales. ¿Qué sucedió con Francisco de Manuel?

La verdad es que nos ha pasado hasta lo impensable en este tema, y me apena mucho que hayamos tenido dos bajas tan sensibles pero hemos hecho todo lo posible por salir airosos. En el caso de Francisco de Manuel, simplemente decidió cancelar su compromiso y comparecer en una plaza de mayor categoría, en una feria con figuras y con un empresario de muchísimo más poder. Este fue un ejemplo más de cómo se nos ha recordado en numerosas ocasiones a lo largo de la temporada que en esto de organizar toros somos “el último de la fila”, pero está asumido y no nos tiene que hacer más que mejorar, que el camino es largo.

 

Francisco de Manuel

 

Respecto a Borja Collado, resulta extraña una decisión tan drástica viniendo de triunfar en Valencia y con festejos cerrados de inmediato como Alicante o Cella, ¿qué os dijo el chico y cuál es vuestra impresión?

No puedo negar que esta triste e inesperada decisión nos ha afectado en varios sentidos. En el profesional, por la apuesta que hemos hecho siempre por su carrera, desde sin caballos y antes del despegue en Fallas, siendo la de Cella la primera novillada que tenía hecha para esta temporada 2019 en la que iba a torear cerca de 25 festejos merced a sus grandes actuaciones y el trabajo realizado por su equipo de apoderados en los despachos, que me ha parecido excelente.

En lo económico, pues era el de mayor tirón taquillero del cartel, con gran ambiente en Valencia y con reservas de entradas hechas para ir a verle. Y especialmente, y lo digo por mi parte, en lo personal, por la relación de amistad sincera que me unía con él, que es “de mi casa” por así decirlo, y la pena sabiendo el mal rato que debe haber pasado tomando esta decisión que ha querido afrontar solo y con valentía.

Me llamó el mismo sábado y me pidió disculpas porque no iba a comparecer en Cella al retirarse, y llegados a ese punto no pude más que decirle que debía ser feliz y afrontar el camino que hubiera elegido si esa era su decisión, que no se preocupara por la vertiente profesional pues hay cosas que están por encima. No entraré por respeto a valorar su decisión. Él sabe que siempre podrá tener mi amistad, mi mano tendida y las puertas de mi casa abiertas. Solo espero que alcance la felicidad y sus objetivos en su nueva vida, pues lo merece.

 

Borja Collado

 

Mostrasteis capacidad de reacción, Antonio Grande y Fernando Plaza son dos buenas alternativas…

La sustitución de Borja Collado era más sencilla desde el punto de vista de la negociación, dado que había que sustituir el perfil de un novillero revelación de la temporada por otro de la misma posición, para matar divisas del gusto de cualquier espada, como es la de Victoriano del Río. Tuvimos muy claro que había que buscar un máximo triunfador, conocido por el aficionado y que ilusionara, y no se nos ocurrió una mejor figura que Fernando Plaza, que ostenta el premio de “Novillero Triunfador de San Isidro 2019”.

En cambio, supuso un reto mayor la de Francisco de Manuel, pues había que conseguir un novillero puntero que aceptara el reto de entrar en el desafío de Miura y La Quinta. Creo que con Antonio Grande cumplimos esa máxima, siendo uno de los triunfadores de la temporada debido a buenas actuaciones en Las Ventas y Sevilla, que le han hecho comparecer ya en escenarios de la talla de Pamplona o Santander, y estar acartelado en un gran número de festejos hasta final de temporada y en la gran mayoría de ferias importantes de novilladas.

 

Fernando Plaza - El País

 

Vamos con lo positivo. Llega a Cella el “futuro” en la figura de Polope, ¿es la gran baza de este año en Cella?

Es nuestra apuesta personal, es una decisión de la empresa que Miguel Polope toree en Cella. No ha hecho falta ninguna llamada, ningún ofrecimiento. Le llamé y le dije que toreaba en Cella el 25 de agosto. Tengo una relación muy buena desde hace años tanto con Borja Collado como con Miguel Polope y tenía en mi cabeza juntarlos con caballos, y el cartel se fraguó antes del de Julio o Alicante, donde también se encontraron o se iban a encontrar.

Cuando presentamos los carteles el viernes 28 de junio en Cella, Polope era el gran desconocido. No había debutado aún con caballos ni era oficial que eso sería en Valencia. A todo el mundo que me preguntó por él les dije lo mismo “el domingo a las nueve de la noche me decís”, pues ese domingo 30 se disputaba la final del Alfarero de Plata de Villaseca de la Sagra. El final de la historia lo conoce todo el mundo, pues Polope firmó una impactante faena que le hizo alzarse con el prestigioso galardón, siendo las cámaras de televisión testigo de ello, y proyectándolo al gran público. A las diez de la noche había gente llamándome por teléfono que lo habían visto y estaban encantados. Fue una sensación muy bonita.

 

Miguel Polope

 

Los hierros elegidos son de gran nivel y los carteles rematados, la apuesta es fuerte por parte de la empresa ¿qué esperáis de la feria?

En cuanto a los hierros, el trabajo de campo ha sido prácticamente el pilar principal de esta feria. Se lidian 10 novillos, que han sido escogidos uno por uno, no hay ninguna decisión tomada al azar en el aspecto ganadero. Hemos apostado por la variedad, y hemos introducido un matiz: siempre que se habla de variedad nos enfocamos en los hierros denominados como duros o toristas. En nuestro caso, comprendemos que dentro de la variedad no solo hay que meter esos hierros, si no también algo que es variedad pues los novilleros no tienen la suerte de paladear: el toro de las figuras.

Así pues, junto con Miura o La Quinta, tenemos a Victoriano del Río (que hace su debut en la provincia de Teruel) y los santacolomas del hierro local de Juan Vicente Mora, toda una institución de la zona debido al gran prestigio de su vacada y su pericia en los encierros camperos que le hacen ser el más cotizado, además de ser una de las pocas ganaderías que aun practican la trashumancia. En total 10 novillos, de 10 capas distintas y 5 procedencias para hacer de Cella una pequeña “biblioteca” de la variedad morfológica del toro de lidia los días 24 y 25 de agosto.

Como bien dices los carteles están rematados con la presencia de novilleros punteros y rejoneadores que pese a su juventud están contrastados. En los de a pie contamos con un experimentado como Cuartero, dos triunfadores de la temporada como son Grande y Plaza y una promesa real que es Polope. En el plano del rejoneo, Óscar Mota es un valor seguro pese a su juventud y Mario Pérez Langa confirmó en San Isidro su alternativa y tanto la temporada pasada como esta está empezando a estar anunciado, y triunfar, en plazas de segunda categoría como Huesca o Soria.

Así pues, lo que esperamos de la feria es que cumpla las expectativas, tanto nuestras por el trabajo realizado, como principalmente las del aficionado por la ilusión que está despertando. Me quita el sueño el concepto de “un auténtico espectáculo” para definir un festejo taurino tras su finalización, y ello solo es posible con materia prima ganadera del máximo nivel y actuantes entregados, para lo cual creo que hemos trabajado.

 

Cartel de la feria de Cella 2019

 

Montar dos novilladas hoy en día, es de valientes, valientes… pero sin ellas no hay futuro.

Valiente me dice la gente con la cual no tengo suficiente confianza para que me digan loco, que es lo que muchos piensan. Voy a ser muy claro: si no existiera el romanticismo que nos hacer perder la cabeza a mucha gente por esto del toro, nadie daría novilladas por derecho como empresa en casi ningún sitio. Sacrificamos muchas cosas para llevar adelante este espectáculo, empezando por lo principal en cualquier negocio, la rentabilidad. Los números de la gestión de la tauromaquia son unos grandes desconocidos, pero es que una vez dentro viendo el abismo que separa en una novillada con picadores los ingresos de los gastos, casi no me extraña que no se sepan.

La estructura de costes no está adecuada a los tiempos actuales en los que vemos que por desgracia no hay demanda por este tipo de festejos como los había hace unos años. No me corresponde a mi , que acabo de llegar, y carezco de cualquier poder negociador o fuerza en el sector (ni lo quiero) abordar este tema, pero creo que año a año, invierno tras invierno, surge esta problemática y así seguimos. Lo de que sin ellas no hay futuro, parece que lo tenemos todos claro, pero nadie hace nada. En Cella se junta la buena respuesta del público con el trabajo y la aportación del Ayuntamiento y de la Comisión de Fiestas, a los cuales no puedo estar más que agradecido por su implicación y buen trato.

 

Plaza de toros de Cella

 

¿Hacia dónde ha de evolucionar Cella?

Creo que Cella no se encuentra en visos de evolucionar sino que es un estado final que deberían alcanzar muchas plazas de este perfil. Me explico: no se puede pedir mucho más a una localidad de aproximadamente 2.500 habitantes, que el hecho de dar dos novilladas mixtas con picadores, con diversidad de encastes y hierros de primer nivel, contando con los mejores nombres del escalafón…escapando de toda sombra de duda sobre lo económico, y además con un público que responde. En definitiva, siempre se puede mejorar, hay muchos matices, por supuesto, pero creo que no es necesario que Cella evolucione en algo “superior”, sino que otras plazas evolucionen en algo parecido a Cella, por así decirlo. Ojalá muchas “Cellas”, con ayuntamientos y comisiones de fiestas implicadas y apostando como en esta localidad.

Por último, una llamada a la afición de fuera, ¿por qué venir a Cella?

Cella, además de ser una preciosa localidad enclavada en una zona turística, es la mejor opción para aquellos que busquen un festejo completo, por tres razones: calidad, variedad y futuro. Calidad en todas las vertientes, por la presencia y prestigio de los hierros elegidos, los mejores novilleros, rejoneadores al alza, una plaza cómoda y precios ajustados. Variedad en el espectáculo, con en un elenco ganadero que reúne a 5 ganaderías y 5 procedencias diferenciadas, con toreo a caballo y a pie, de diferentes conceptos todos ellos. Se trata de un tipo de festejo que permite ver muchas cosas en una misma tarde (3 ganaderías, 2 novilleros y 1 rejoneador), de ahí la variedad.

Y futuro, porque estoy convencido de que si los días 24 y 25 de agosto se juega el futuro de la tauromaquia en algún sitio es en Cella. El futuro de las novilladas, que o bien vemos un incremento en la respuesta del público o un cambio en la estructura de costes, o están abocadas a la desaparición paulatina. El futuro de los 4 novilleros y 2 rejoneadores que trenzarán el paseíllo, que están llamados a arrastrar al público a las plazas en unos años. Y obviamente, si se me permite, el futuro de la empresa más joven del sector, que suple la juventud con formación, imaginación, trabajo, capacidad y por todo ello, tenemos una ambición lógica, de poco a poco aprender y afianzarnos para poder luchar en la liga de los grandes, y potenciar este espectáculo que es nuestra razón de ser, en lo profesional y lo personal.

 

50%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia