GERMÁN VIDAL

"Si la situación se alarga tendré que sacrificar animales para rebajar costes"

El centenario ganadero D. Germán Vidal nos habla del impacto de la crisis del Coronavirus en la cabaña brava valenciana
miércoles, 25 de marzo de 2020 · 19:08

Desde que el pasado sábado 14 de marzo, el presidente del gobierno Pedro Sánchez dictase el estado de Alarma en toda la nación española a consecuencia de la epidemia evolucionada en pandemia del Coronavirus.

Muchos son los miedos y dudas que invaden a los ciudadanos españoles, y como no, el sector taurino es parte importante de esta sociedad y se ve afectada por ello.

A bien seguro, no es el mundo taurino el único que sufre sus consecuencias, pero sí nos atreveríamos a decir que este sector es y será uno de los que con mayor fuerza sufra este golpe.

Tras la suspensión de los primeros festejos y ferias del año, el miedo instaurado en todo el entramado taurino llega hasta la base más popular y participativa de este acto cultural en la comunidad valenciana, como es “Els Bous al Carrer”.

Por ello, decidimos contactar con la parte ganadera de la situación, ya que, sin dudarlo, es la más profesional y la que mayores pérdidas acarreará en los festejos taurinos populares.

Apenas trascurridos unos días, contactamos con el ganadero castellonense D. Germán Vidal para ver cómo (uno de los referentes de los ganaderos autóctonos valencianos) afronta éste la situación; esto nos puede hacer una relativa idea de cuál es el reflejo actual del sector.

Tras el protocolario saludo telefónico D. Germán no esquiva el envite y rápidamente entramos en tema de conversación. El ganadero “cabañut” se muestra dubitativo, preocupado y precavido ante esta situación.

-Quiero creer mal, pero no sólo tendremos que lamentar la crisis económica. La crisis social que puede crear este virus va más allá de lo que podemos ver.

-En este corto espacio de tiempo, ¿ha tenido alguna consecuencia el coronavirus en la ganadería brava valenciana?

-Obviamente sí, al igual que en todos los sectores de este país.

La primera consecuencia ha sido la anulación de todos los festejos previstos para el inicio de la temporada, y según podemos ir viendo y escuchando, a estos se van sumando a diario nuevas fechas que, por lo pronto, y de momento en lo personal, llegan hasta el mes de junio en algunos casos.

- ¿Ha tenido usted que tomar alguna medida especial?

-De momento, el aislamiento. El trabajo del equipo en solitario, pero no descarto la reducción de animales si la situación se alarga.

-D. Germán Vidal, a más de ser un referente ganadero de autóctono, es también uno de los ganaderos que mayor número de toros cerriles llegados de otras ganaderías y comunidades con prestigiosos hierros foráneos vende. ¿Qué consecuencia va a tener este estado con referencia a estos animales?

-Si te soy sincero, esta a mí me da más miedo. El gasto con esos animales ya este hecho. Están comprados y pagados, así como la mayoría ya están vendidos. Y tal vez ustedes digan ¿y donde está ahí el problema?, pues ahí mismo, en que muchos de ellos tal vez no podrán ser exhibidos.

- ¿y…?

-pues eso, que las comisiones y ayuntamientos querrán reservarlos para el próximo año. Y como es normal, estos ocuparán nuestros cercados y nosotros los ganaderos seremos los que tengamos que asumir los gastos anuales de estos animales, así como, el peligro a las posibles bajas asumiendo un alto riesgo para tan corto margen.

 Y la cosa no acaba aquí, si nos vamos más allá en el tiempo y miramos a los próximos años, seguramente nos vamos a encontrar con un superávit de animales en los cercados de todas las ganaderías. Tener en cuenta que la camada de este año se consagró hace cuatro. Así que pueden pasar cuatro o cinco años más hasta volver a poner la balanza de oferta y demanda al mismo nivel. Sin hablar de la presumible crisis económica que va a dejar esta pandemia en el país. Sí a esto le sumamos el presunto descenso de actos taurinos anuales relacionado y equiparado a anteriores crisis económicas, nos encontramos ante unas previsiones, al menos, algo más que preocupantes. Va a ser una situación muy compleja que puede declinar el futuro de las ganaderías en cualquier errático movimiento o decisión.

-Y si volvemos a la actualidad. ¿Cómo logra económicamente sustentar la ganadería?

-Es muy pronto y el sustento viene dado por el trabajo realizado en ejercicios anteriores. Pero tal y como he comentado anteriormente, si la situación se alarga tendré que sacrificar animales para rebajar costes.

-Hoy, yo le hago esta entrevista a través del aparato telefónico. Las recomendaciones nos mandan y aconsejan quedarnos en casa, pero ustedes los ganaderos, no pueden.

¿Cómo es su día a día desde que fue declarado el estado de Alarma?

-No es sólo mi día a día, es el de todo el equipo. Los animales, las instalaciones y la ganadería necesitan de unos cuidados diarios que no se pueden aplazar. Estos trabajos se realizan con las correspondientes medidas protocolarias y a puerta cerrada.

Además, no hay que olvidar que nosotros también somos personas y que todos tenemos nuestras respectivas familias, lo que nos crea al igual que al resto de personas  ese miedo a la enfermedad y a sus efectos, o lo que es más sencillo, nosotros también nos despertamos como todas las personas por las noches sufriendo por el estado de salud de nuestros familiares, amigos y personas allegadas.

- Ha día de hoy ¿han tenido alguna dificultad a la hora de desplazarse o conseguir alimentos para los animales?

-Hasta el momento no. Tenemos nuestros respectivos permisos que nos permiten desplazarse y los camiones llegan a casa con relativa normalidad. 

- ¿Querría usted añadir algo a esta entrevista?

-Quiero expresar mis mejores deseos frente a esta problemática existente que tiene toda la pinta de hundirnos principalmente en una crisis económica agravada a posteriori por un tema de miedo social.

También quiero decir que este problema lo solucionaremos unidos como nación y haciendo caso extremo a todas las indicaciones sociales y sanitarias. Hay que ser pacientes y no dar importancia ni al cuanto, ni al cuándo, si no a que cuando esto pase haya las mínimas perdidas personales y sigamos aquí todos juntos.

 

 

16
3
10%
Satisfacción
45%
Esperanza
2%
Bronca
32%
Tristeza
8%
Incertidumbre
0%
Indiferencia